Educación

El 77% de los jóvenes ha reconsiderado sus planes de futuro tras el Covid

ViacomCBS ha elaborado un estudio mundial sobre el impacto de la crisis

Los jóvenes, ante la crisis – Fotolia

ABC Familia

La pandemia ha pasado factura a la sociedad, especialmente a los más jóvenes. Para medir el impacto del coronavirus en la vida de los chicos entre 16 y 24 años, ViacomCBS ha realizado el estudio mundial «Beyond 2020: Global Youth – Voices & Futures», que demuestra que el 89% de los españoles se han visto afectados por la crisis, el 81% ha tenido que interrumpir sus planes y el 77% ha reconsiderado su futuro.

Los jóvenes de todo el mundo (Argentina, Australia, Brasil, China, España, Francia, Alemania, Italia, México, Países Bajos, Portugal, Singapur, Sudáfrica, España, Reino Unido y EE.UU.) afirman que sus vidas han cambiado radicalmente, viéndose especialmente afectadas por algunos de los eventos más impactantes que han tenido lugar a lo largo del 2020: la crisis del COVID-19 (90%), la muerte de George Floyd y los movimientos antirracistas y contra la brutalidad policial como Black Lives Matter (52%), las protestas por el cambio climático y otros desastres naturales (42%) y las crisis políticas (30%).

Los españoles responden a los acontecimientos de 2020 de diversas maneras. El 64% ha participado en temas sociales, el 47% ha revisado en qué se gastan el dinero (promedio global del 59%) y el 41% ha participado en una conversación sobre su salud mental o la salud mental de otra persona. Estas circunstancias también han afectado la manera de vivir. El 45% de los jóvenes están estresados y el 60% son felices, por encima del promedio global (52%).

También han aprendido a adaptarse cambiando su manera de pensar. El 88% está de acuerdo en que quiere aprovechar al máximo los próximos años, el 79% (promedio global del 84%) cree que pasar tiempo con las personas de manera presencial será tan importante como lo es hoy en día y el 79% (promedio global del 72%) afirma que viajará internacionalmente al menos una vez al año

Definen el 2020 como un año protagonizado por la incertidumbre. El 82% de los jóvenes afirma que muchos de sus planes se han visto afectados y el 80% comparte que el 2020 les ha hecho replantearse sus planes de futuro. La pandemia del COVID-19 ha sido el cambio principal, y así lo afirman 9 de cada 10 jóvenes que se han visto afectados por esta crisis. Sin embargo, el 73% coincide en que se han visto afectados también por otros acontecimientos.

Su vida social, su educación escolar y sus viajes han sido las tres cuestiones que más han cambiado en sus vidas. Un 94% de los jóvenes ha visto cómo han cambiado alguno de estos tres aspectos de su vida, destacando el tiempo de ocio con sus amigos (55%), la educación (53%), sus viajes (49%), su salud mental (46%) y sus finanzas (43%).

El año que está a punto de acabar los chavales se han replanteado cómo gastan su dinero (59%), su educación sobre temas sociales (51%), sus conversaciones con su entorno sobre salud mental (41%), un posible cambio de carrera (37%) y sus diálogos sobre injusticia social (31%). En general, el 54% dice estar involucrado activamente en movimientos sociales promoviendo campañas por el cambio y, el 28% de los anteriores, afirma también que han visto cómo este sentimiento se incrementaba en su interior respecto al año anterior.

A trabajar

En España, los jóvenes afirman que hay temas que la sociedad debe trabajar en los próximos diez años. Los principales son: Igualdad de género (57%), Economía y Medio ambiente (48%), Discriminación racial e Investigación y gestión de virus (49%)

Por otro lado, los españoles también consideran importante para el futuro tener en cuenta ciertos aspectos. El 84% espera que las marcas se opongan a la injusticia social, el 78% (promedio global del 73%) coincide en que la corrupción seguirá siendo un problema en nuestro país y el 54% (promedio global del 65%) considera que España tendrá una buena situación económica.

Tras estos acontecimientos, los jóvenes de todo el mundo creen que en los próximos 10 años, el cambio climático debería ocupar un lugar destacado en la agenda mundial, junto con la salud, y en particular la salud mental, señalando que la sociedad necesita aumentar la atención y el apoyo. Además, también mencionan la falta de confianza en los gobiernos y el papel fundamental de las marcas para fomentar un cambio positivo.

Los jóvenes anhelan la estabilidad y piensan que el medio ambiente debería ser la prioridad número uno para la sociedad. Los eventos disruptivos de 2020 han provocado una querencia a largo plazo hacia la estabilidad y la seguridad entre los jóvenes. Su prioridad personal dentro de 10 años es tener un trabajo estable (27%), seguido de mantenerse a salvo a sí mismos y a sus seres queridos (23%). Respecto a su prioridad social, piensan que lo más importante para mejorar en la próxima década es el medio ambiente (34%) seguido de la economía (29%).

El mundo online jugará un papel importante en las relaciones sociales, pero las conexiones personales presenciales siguen teniendo su lugar. La pandemia del COVID-19 ya ha impulsado muchas interacciones sociales online y los jóvenes creen que internet seguirá siendo fundamental para esto. Creen que las relaciones se mantendrán principalmente por las conexiones online (61%) y que tendrán amigos en diferentes países (67%). Sin embargo, también creen que pasar tiempo presencial con otras personas será tan importante como hoy en día (84%).

La economía se recuperará, pero ellos tendrán que lidiar con sus propios problemas financieros. Alrededor de dos tercios de los jóvenes pronostican una economía mundial más fuerte (69%), así como una economía saludable en su propio país (65%). A pesar de ello, el 60% cree que tendrá dificultades financieras en el futuro.

Su generación será la más educada, pero la universidad no será el único camino hacia este éxito. Si bien el 76% cree que su generación estará mejor educada que las generaciones anteriores y el aprendizaje escolar/ universitario seguirá siendo importante, más de la mitad (54%) prevé que los títulos universitarios se convertirán en un requisito menor en muchos sectores.

La salud mental será un problema mayor, pero también será una prioridad. La mayor parte de los jóvenes (84%) creen que la salud física y mental serán más importantes en la vida de las personas. Y, mientras que el 75% predice que la salud mental será un problema mayor para la sociedad, el 83% imagina que también habrá una mayor concienciación y aceptación de los problemas de salud mental.

Las personas y las marcas prestarán más atención a la justicia social y la igualdad. Los jóvenes de hoy en día creen que su generación tiene el potencial de cambiar el mundo para mejor (84%) y que participarán activamente en la creación de una sociedad más igualitaria (80%).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba