Noticias

EE.UU. justifica armamentismo con “amenaza rusa”

(PL) El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, general mayor Ígor Konashénkov, afirmó hoy que los funcionarios estadounidenses enarbolan la “amenaza rusa” para justificar ante el Congreso un incremento del presupuesto militar.
No nos sorprenden las declaraciones de los funcionarios que vieron en Rusia la principal amenaza para su seguridad nacional, sostuvo el vocero al advertir que la causa de esas acusaciones son los debates en el Congreso sobre el presupuesto castrense para el próximo año.

Uno no debe impresionarse por ello, dijo el general mayor al restar importancia al asunto.

Recordó el portavoz que la “amenaza rusa” es la más “vendida” desde mediados del siglo pasado, no solo al Congreso de Estados Unidos, sino también a los aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Para 2017, el Pentágono prevé incrementar los fondos destinados a la llamada “iniciativa para garantizar la seguridad europea” ascendente a unos tres mil 400 millones de dólares.

A este acápite se le dedicó hace un año una suma de 789 millones de dólares.

El director nacional de Inteligencia, James Clapper, declaró ante los legisladores que Moscú y Beijing constituyen la “principal amenaza” para la seguridad de Estados Unidos.

Subrayó el jefe del servicio de espionaje que ambas naciones desarrollan sus sistemas cibernéticos, y sobre Moscú advirtió que continúa modernizando sus Fuerzas Armadas.

Por su parte, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, general Joseph Dunford, amenazó a Rusia con todo el potencial de la OTAN en caso de un conflicto.

Si Rusia se enfrenta a la OTAN, se enfrentará a toda la potencia de la Alianza, de todos los 28 miembros, reiteró Dunford en las audiencias del Congreso.

El secretario de Defensa norteamericano, Ashton Carter, en tanto, reiteró en esos mismos debates que la decisión del Pentágono de incrementar hasta mil 300 millones de dólares el apoyo castrense a sus aliados de Europa representa una señal de que Washington y la OTAN están listos para defender su territorio.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba