Tecnología

Denuncian al FBI por ocultar cuánto pagó por desbloquear un iPhone

Tres medios de comunicación estadounidenses han denunciado al Buró Federal de Investigaciones (FBI) por ocultar cuánto dinero pagó al grupo de ‘hackers’ que desbloqueó el iPhone utilizado en los atentados de San Bernardino, según ha informado este martes la BBC.

La denuncia se debe a la negativa del FBI para proporcionar información a varios medios que reclamaron saber cuál fue el grupo de ‘hackers’ que logró acceder a los datos del iPhone bloqueado de Syed Rizwan Farook, uno de los terroristas que el 2 de diciembre de 2015 tirotearon a los asistentes de un auditorio en San Bernardino, matando a 14 personas e hiriendo a otras 22. Tampoco se conoce qué cantidad de dinero público se les pagó a estos ‘hackers’ por sus servicios.

Esta situación se produjo a causa de la negativa de Apple a crear una puerta trasera con la que traspasar la encriptación del terminal y acceder a los datos del iPhone para la investigación de los atentados, después de que la compañía tecnológica intentara acceder a ellos, sin éxito.

En los meses de febrero y marzo del pasado 2016, y a pesar de las críticas a favor y en contra, la compañía de Cupertino decidió no comprometer la seguridad del resto de usuarios, blindando incluso las cuentas de iCloud.

El FBI, que intentó acceder al terminal de Farook de todas formas, acabó reconociendo un error en la manipulación del terminal que sólo consiguió bloquear el dispositivo. La agencia contactó entonces con un grupo de ‘hackers’ para traspasar los sistemas de seguridad de Apple sin ayuda de la compañía.

La identidad de los ‘hackers’ se desconoce, aunque se especuló con que se trataba de un grupo israelí. Unos días después, el FBI anunció que los trabajos con los ‘hackers’ habían tenido éxito y habían logrado acceder a los datos del terminal a través de un ‘ataque día cero’.

El director del FBI, James Comey, realizó unas declaraciones en las que afirmó que fue necesario pagar una cantidad superior a su sueldo de “siete años y cuatro meses”, lo que llevó a varios medios a especular con que la cifra se encontraría en torno a los 1,3 millones de dólares.

Los medios (Associated Press, Vice Media y Gannett) alegan su derecho a informar sobre el hecho, y por ello han presentado la denuncia ante un juez de distrito de Washington, defendiendo que no existe una “razón justificada” para la ocultación de estos datos. Por su parte, el FBI considera que difundir estos datos pondría en peligro la seguridad de la investigación.

El escrito de los abogados de los medios reclama que se respete el derecho de información y critica el rechazo del FBI defendiendo el derecho de los ciudadanos y lectores a “monitorizar la actividad del gobierno – en este caso la decisión de pagar fondos públicos a una entidad externa en posesión de una herramienta que puede comprometer la seguridad digital de millones de personas”, tal como ha recogido la BBC.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba