Política

Declaraciones ex presidente Fernández son extemporáneas

Ciudad de Nueva York- El diálogo entre el gobierno venezolano, la oposición y los intermediarios que representan la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), ha entrado en un impase gracias a las declaraciones extemporáneas del ex presidente de la República Dominicana el Dr. Leonel Fernández Reyna.

La crítica que hizo el jefe de la Asamblea Nacional de Venezuela el opositor Henry Ramos Allup, al diálogo iniciado hace unos días atrás, de que las declaraciones del ex mandatario dominicano Leonel Fernández sobre la situación del país, no ayudan al diálogo entre el gobierno y la oposición contribuyen a medir la presión sobre la situación en ese país suramericano.

Según el líder del Parlamento venezolano las declaraciones del Dr. Fernández Reyna expresan solo el sentir de una convocatoria que ha sido invitada por el presidente Nicolás Maduro que junto al ex presidente de Panamá Martín Torrijos y el exjefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero lideran una comisión de mediación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para “promover el diálogo” entre la oposición y el gobierno venezolano.

Las declaraciones del presidente del Parlamento venezolano están contenidas en una declaración difundida por la (EFE), y transmitida por periódico “El Nacional”, de la República Dominicana en su edición del viernes, en la cual sostiene que el opositor Henry Ramos Allup, sobre las declaraciones del ex mandatario dominicano relacionadas a la situación venezolana, no son favorables al dialogo entre el gobierno y la oposición.

En su cuenta de twitter el líder de la oposición, Henry Ramos Allup enfatizo que las declaraciones del ex mandatario desfacilitan bastante el diálogo en Venezuela.

El Dr. Leonel Fernández Reyna en declaraciones divulgadas por la prensa internacional solicitó a la Organización de Estados Americanos (OEA), tener “cierta cautela” para invocar la carta democrática. Además, de exhortar al organismo a dejar claro “para qué” se está invocando el mecanismo.   El ex presidente dominicano respondió así al ser entrevistado sobre el tema de la invocación de la Carta, quien más adelante observó que lo más importante ahora en Venezuela es que “se ha dado prioridad al diálogo como la vía civilizada y democrática de la solución de su conflicto”.

Ahora bien, la oposición venezolana no está interesada en un dialogo con el gobierno, ni el gobierno está interesado en dialogar sobre la crisis que vive Venezuela en la actualidad. Lo que busca Nicolás Maduro es prolongar en el poder de su gobierno. Por el contrario, la oposición no quiere más dialogo, sino que lo que busca es sacar por la vía democrática, a un gobierno que la mayoría del pueblo en Venezuela aguanta más.

“La Revolución Bolivariana” de la cual habla Maduro se ha convertido para los venezolanos y venezolanas, en una horrenda pesadilla. Seamos claro, Nicolás Maduro ni es Hugo Chávez, ni Fidel Castro, ni ningún estadista que va a contribuir para el desarrollo sostenible de la economía  ni de la democracia venezolana.

Además, Venezuela no es cuba, ni cuba es Venezuela. Aislar económicamente del resto de las naciones un país como Venezuela es estrangular al pueblo en nombre de una supuesta Revolución Bolivariana que por lo demás es absurda e improductiva. Es más creo que si Simón Bolívar estuviera vivo, lucharía por liberar al pueblo venezolano del absurdo gobierno de Nicolás Maduro. En el continente Americano no hay lugar para un gobierno que representa el atraso, la opresión y la muerte como el actual en Venezuela.

Aunque en principio estamos de acuerdo en parte con las declaraciones del Dr. Leonel Fernández Reyna sobre el cuidado que debe tener Luis Almagro para invocar la Carta Democrática Interamericana. Creemos que los intervencionismos de la OEA en asuntos domésticos de América Latina y el Caribe deben ser tratados con mucha delicadeza para que este organismo internacional no continúe cometiendo los mismos errores del pasado.

Pero por el otro lado,  seamos claros al usar la semántica del lenguaje castellano, porque el diálogo debe favorecer al pueblo heroico venezolano, y las declaraciones del Dr. Fernández pudieran estar mal intencionadas al favorecer al gobierno de Nicolás Maduro por los beneficios que este pueda facilitar al gobierno dominicano, español, o panameño. Aquí lo que está en juego es la democracia venezolana, la paz, y la tranquilidad que el pueblo ha perdido con los incontables errores políticos del gobierno de Nicolás Maduro.

Es por esa razón que la oposición considera que no se ha iniciado ningún diálogo debido a que no se han dado las condiciones para ello. La oposición considera además, que para que se facilite ese diálogo es necesario que participen otros mediadores, debido a que los actuales facilitadores: Torrijos, Fernández y Zapatero son convocados por el gobierno venezolano. Es otras palabras no hay un equilibrio en la representación de ambos bandos.

Si el Doctor Leonel Fernández desea hacer una contribución a la paz y el sosiego de los seres humanos en el mundo, que empiece a enderezar los atolladeros creados por su partido el PLD, en la Junta Central Electoral, el crimen y la violencia en la sociedad dominicana, y mejorar las condiciones de vida dentro de la Policía Nacional para eliminar la violencia y los asesinatos en ese país del Caribe.

Contribuya a sanear la democracia dominicana interna, eliminando la corrupción en los organismos del Estado Dominicano. Usted sabe mejor que nadie Dr. Fernández acerca de la corrupción impuesta por Balaguer en todas las oficinas del Estado en donde miles de burócratas reciben salarios muy por encima del salario mínimo sin hacer nada. Contribuya a mejor nuestra democracia eliminando esas botellas de las distintas oficinas del gobierno Dominicano y entre personal que labora en los consulados dominicanos del exterior.

Por  Rey Diaz

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba