MeditaciónNoticias

Cómo deshacerse del miedo y el estrés Ante un futuro Incierto

Meditación diaria para la Mente y el Alma
Mientras vivía en Corona Quieens, un día me levante muy temprano para ir al trabajo. Trabajaba en ese tiempo in la calle 21 entre la 5 y 6 Avenidas. Había dejado el tren número 7, y debía tomar el tren R para llegar hasta mi trabajo. Cuando llegue a la estación 42 y 5 Avenida, caminaba de prisa para ir a mi trabajo, cuando de repente recuerdo que todavía tenía suficiente tiempo para llegar a mi trabajo.
Iba de prisa porque toda la gente a mi alrededor iba caminando de prisa. ¿No le ha pasado eso a usted también? Cuando recordé que tenía suficiente tiempo, empecé a caminar ya no tan de prisa.
El estrés que producen todos los afanes de la vida nos lleva a vivir sin poder disfrutar de todo nuestro entorno social.
En el evangelio según San Juan 14: 27, Jesús dirigiéndose a sus discípulos les dijo: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.” Jesús estaba revelando a sus discípulos algo que les iba a producir cierta preocupación sobre el futuro de todos ellos.
Inmediatamente después de su revelación, añade algo más, les comunica que dará y dejará su paz entre ellos. También les dice que su paz, no es igual ni parecida a la paz que el mundo ofrece. No era para menos, porque la paz de Jesucristo viene como resultado de habernos reconciliados con Dios por medio de su Hijo. El mundo no puede darnos esa paz de la cual habla el Señor, porque no la tiene, y ni siquiera puede ofrecerla.
Así que exhorta a sus discípulos no turbarse por las cosas que han de acontecer. Mucho menos ellos debían sentir, o tener miedo. El miedo paraliza a las personas para no hacer aquellas cosas necesarias para el diario vivir. El miedo y el estrés son elementos internos que nos hacen preocuparnos por el mañana, cuando nosotros no tenemos control de lo que sucederá mañana.
Nos turbamos por los acontecimientos locales, y también mundiales, por los hijos, por el trabajo, por la vivienda, por la salud, por los familiares cercanos y lejanos, por nuestras relaciones conyugales, por la comida, el vestido, y tantas otras cosas que nos quitan con mucha frecuencia el sueño y para lo cual a veces hasta tenemos que tomar pastillas para reducir el estrés, la ansiedad y el miedo.
Oír y acatar la voz de Jesús nos podría producir una mejor salud, unas mejores relaciones interpersonales, y sobre todo una convivencia pacífica con los demás. Más adelante en su enseñanza Jesús señala a sus seguidores que la razón por la cual no se deben turbarse sus corazones, ni tener miedo, es porque el Padre Dios, tiene el futuro asegurado de todos los que creen en él. A los seguidores de Jesús, Dios les tiene asegurada una mansión, casa, o habitación celestial. ¿Ha visto usted a alguien llevarse cosas materiales cuando se muere y por lo cual la gente se afana tanto en conseguir?
Jesús nos dice, “Busquen primeramente el reino de Dios y su justicia y todas estas cosas os serán añadidas.” San Mateo 6:33

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba