New York

Coaliciones de usuarios del Subway de la Gran Manzana exigen congelar las tarifas del servicio por dos años

Autoridades de la MTA anunciaron que pondrán “una pausa” al ajuste tarifario a la espera de ayuda federal

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) informó que “por los próximos tres meses” se paraliza cualquier revisión del aumento de las tarifa del Subway, pero ese solo anuncio no es suficiente para las organizaciones que defienden los derechos de los usuarios del transporte público en Nueva York.

“Exigimos al gobernador Cuomo y a la agencia de transporte que cancele por dos años cualquier ajuste que solo terminará de destruir el bolsillo de la clase trabajadora que todavía se mueve en los trenes. Esta crisis espantosa causada por la pandemia no terminará en muchos meses”, aseveró Sthepanie Burgos, líder de la organización ‘Rider Alliance’ en una concentración realizada este martes al frente de la sede de la MTA en el Bajo Manhattan.

De acuerdo con los planes bianuales de esta agencia de transporte, en el primer trimestre de 2021 correspondía una revisión de la tarifas. La propuesta inicial era un alza de 0.25 centavos, lo que ubicaría el costo de cada viaje por el sistema en $3, y también se asomaba el aumento del recargo por comprar una nueva MetroCard de $1 a $3 y la eliminación de tarjetas ilimitados de siete y 30 días.

Sin embargo, luego de ocho audiencias públicas y 2,100 comentarios públicos sobre los ajustes propuestos, Patrick Foyepresidente de la MTA, reconoció que “escuchamos gente sufriendo que no puede soportar ni siquiera un modesto aumento de tarifas en este momento”.

Stephany Burgos: Estas crisis económica no será corta para la clase trabajadora. (Foto: F. Martínez)

Servicio más lento y con cortes

El hecho de que se ponga solo una pausa de unos meses a la revisión tarifaria, es un tema que no convence del todo a coaliciones que promueven un mejor servicio de transporte para los neoyorquinos, quienes tienen otras exigencias.

Millones de neoyorquinos de la clase trabajadora, inmigrantes y personas de color que no tienen acceso a un automóvil son trabajadores esenciales. Ahora, enfrentan un servicio más lento y una calidad de transporte más deficiente, debido a los recortes presupuestarios de la MTA” dijo Rebecca Bailin, directora de campaña de ‘Invest in Our New York’.

Desde que la ciudad empezó a sufrir los rigores de la pandemia las autoridades de la MTA decidieron cerrar el servicio del Subway entre 1:00 a 5:00 de la mañana, lo cual significa una carga adicional para miles de trabajadores que tienen empleos nocturnos. El argumento es que en este tiempo se realizan jornadas profundas de desinfección de los vagones y de las estaciones.

Con base a la cuenta de la agencia de transporte, solo 12,000 pasajeros en promedio utilizan el servicio en esos horarios en medio del bajón de usuarios experimentado por la crisis del COVID-19.

La usuaria del Subway María Barrales asegura que los cierres solo afectan a quienes tratan de recuperarse de la crisis. (Foto: F: Martínez)

Un clamor: “Normalicen el horario”

La mexicana María Barrales quien reside en Sunset Park, en Brooklyn, asegura que los recortes en el servicio limitan a miles de personas que quedaron desempleadas, a quienes ahora le rebajaron los salarios o quienes simplemente consiguen trabajos ocasionales que terminan luego de las 1 de la mañana.

“Miles de trabajadores que ponemos en movimiento a la ciudad, ni pueden pagar un aumento, ni pueden tomar un taxi cuando se encuentran en la madrugada con todas las estaciones cerradas. Los ejecutivos trabajan desde su casa y no necesitan el servicio. El problema para salir adelante lo tienen los que necesitamos movernos para poder producir cada día”, destaca María.

Por su parte, la MTA en un comunicado aseguró que retrasarían los aumentos de tarifas hasta que “la economía local muestre signos de recuperación” y haya mayor claridad sobre cuánta ayuda federal podrían recibir.

Con los cambios en la Casa Blanca y en el Capitolio se espera un alivio adicional de $8 mil millones, que es el monto del déficit presupuestario que padece hasta el 2024 el sistema de transporte neoyorquino que incluye el Subway, los autobuses y los sistemas de trenes interestatales.

“Reconocemos que esta crisis ha afectado más duramente a las personas de color y las comunidades de bajos ingresos, muchos de los cuales son trabajadores esenciales, que han estado al frente de esta crisis y son en este momento los más dependientes del transporte público”, razonó Foye.

Lo que sí es seguro en cuestión de semanas es un ajuste de las tarifas de los peajes en todo el estado de Nueva York. Hasta ahora no se ha confirmado si existe un plan de reabrir el Metro durante las 24 horas.

El desplome del Subway:

  • 90% fue el desplome del número de pasajeros diarios en el Subway de Nueva York en marzo de 2020.
  • 70% es la reducción de pasajeros actual y 54% en los autobuses del sistema Subway en la Gran Manzana.
  • 84% por encima de lo normal es el nivel de recuperación que ha mostrado el tránsito vehicular por los peajes y túneles administrados por la MTA.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba