New York

Ciudad redobla esfuerzos para combatir el hambre

El hambre es un problema serio para una gran cantidad de neoyorquinos pese a que existe un programa de asistencia alimenticia al que muchos califican pero no se inscriben.

Lisa Fitzpatrick, funcionaria de la Administración de Recursos Humanos HRA, dijo que su agencia ha hecho múltiples reformas para agilizar y aumentar la inscripción al programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria federal,  SNAP, anteriormente conocido como estampillas de comida.

“Los inmigrantes con estatus legal son uno de los grupos más grandes que califican para este programa, pero no están inscritos en los beneficios de SNAP, bajo esta administración, hemos expandido nuestros servicios”, dijo la funcionaria durante una audiencia realizada este miércoles en el Comité de Bienestar Social del Concejo Municipal.

Parte de la baja inscripción se debe a la barrera del idioma, por lo que el HRA se ha asociado con al menos 54 organizaciones de base comunitaria para llegar a diversas comunidades en los cinco condados.

Actualmente, más de 1,700,000 neoyorquinos reciben SNAP, incluyendo a más de 650,000 niños y más de 350.000 que reciben asistencia en efectivo. Aunque muchos beneficiarios de SNAP tienen empleo, sus ingresos son tan bajos que todavía califican para el programa. Se estima que alrededor de 600,000 neoyorquinos elegibles no están inscritos en el programa SNAP.

El promedio que recibe una persona con el programa SNAP es aproximadamente de $148 mensuales. $14 menos de lo que recibía en diciembre de 2012.

El concejal Stephen Levin, que presidió la audiencia, dijo que “es una necesidad abordar el tema y conocer más a fondo lo que se está haciendo para poder combatir el problema”.

De acuerdo al reporte de Medición Alimenticia de la Ciudad, 1,360,000 de neoyorquinos, que representa el 16.5% ciento de la población,  sufrieron de inseguridad alimentaria en algún momento durante 2013, incluyendo uno de cada cinco niños.

Bajo la gestion del comisionado de HRA Steven Banks, se ha aumentado el acceso SNAP, aliviando los requisitos de trabajo para clientes de la agencia y promulgando varias otras reformas. El alcalde Bill de Blasio, amplió el programa “desayuno después de la campana” para todas las escuelas primarias públicas, una iniciativa que ha sido aplaudida por varios sectores.

Lisa Levy, directora de políticas de la Coalición Contra el Hambre de Nueva York, mencionó como uno de los beneficios para las familias más necesitadas si a los alumnos de todos los grados se les proporciona almuerzo gratis. “La gente necesitada esta esperando por beneficios que pueden hacer la diferencia entre alimentar a su familia o que pasen hambre”.

Si desea más información sobre SNAP puede llamar al (718)557-1399.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba