Noticias

Campaña de Sanders reta a Trump sobre debate en EE.UU.

(PL) La campaña del aspirante a la nominación demócrata Bernie Sanders lanzó un reto al virtual nominado republicano Donald Trump a participar en un debate y manifestó su esperanza de que no se acobarde y rechace esa posibilidad.

El tema aflora hoy en el país, pues un debate bipartidista entre los dos, mientras las primarias todavía están en curso, no tendría precedentes, más aún cuando Sanders está lejos de ser el nominado de los demócratas en la Convención Nacional en julio.

Estamos dispuestos a debatir con Trump, dijo este jueves Jeff Weaver, el jefe de campaña de Sanders en declaraciones a la CNN. Esperamos que no se acobarde (Trump). Creo que será muy bueno para Estados Unidos ver a estos dos candidatos y las diferentes visiones que tienen para el futuro de América.

Weaver concluyó que está por verse si el republicano tiene el valor de subirse a un escenario con el senador por Vermont.

Por otra parte, el aspirante y segundo en la carrera del partido azul aceptó el reto y dijo que le gustaría tener un escenario lo más grande posible.

Mientras su contrincante no rehuyó el encuentro aunque le gustaría, según dijo, que eso permita recaudar fondos para una obra de caridad.

La idea de un debate entre el magnate inmobiliario y el político liberal surgió este miércoles en un programa de la cadena ABC en el que Trump dijo que estaba dispuesto a intercambiar con Sanders, algo que fue visto como un ataque contra la favorita de los demócratas Hillary Clinton, quien rechazó enfrentarse a su colega antes de las primarias de California para ir contra el republicano.

El Comité Nacional Republicano (RNC) y el Comité Nacional Demócrata (DNC) aún no se pronunciaron acerca de si deben sancionar este tipo de encuentro.

Los candidatos tienen prohibido técnicamente participar en debates no autorizados, pero la campaña de Sanders se enfrentó en varias oportunidades con el DNC y su presidenta Debbie Wasserman Schultz, y al parecer no están preocupados por la bendición partidista, según fuentes de su entorno.

De acuerdo con expertos, esta es una jugada desesperada de Sanders, quien necesita ganar dos tercios de los delegados no comprometidos aún en juego en los concursos entre ahora y el 14 de junio, el último día de las elecciones primarias, para alcanzar a su rival demócrata, Clinton, algo casi imposible por el peso de los superdelegados.

En medio de este inusual enfrentamiento, aumentan las apuestas sobre si el probable intercambio favorecerá a los demócratas o a los republicanos, aunque algunas fuentes adelantan que servirá para marcar los límites entre dos posiciones extremas, Trump, con su mensaje conservador, y Sanders, con uno liberal socialdemócrata.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba