Economía

Biden firma medidas sobre producción de combustibles fósiles

(Prensa Latina) El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó hoy nuevas órdenes ejecutivas que abordan temas referidos a la producción de combustibles fósiles, con el fin de abordar la crisis climática.

 

Entre otras medidas, el mandatario pidió suspender las concesiones de petróleo y gas natural en terrenos federales, aunque advirtió que no prohibirá el método de extracción de fracturación hidráulica, conocido como ‘fracking’, el cual es ampliamente cuestionado por su impacto medioambiental.

Asimismo, indicó que se realizará una ‘revisión rigurosa’ de los actuales programas de arrendamiento y concesión de permisos relacionados con el desarrollo de los combustibles fósiles.

Durante un discurso en la Casa Blanca, Biden insistió en que Estados Unidos debe ‘afrontar el peligro existencial del cambio climático’, pues ya se esperó demasiado para abordar esa crisis.

A juicio del gobernante demócrata, la anterior administración de Donald Trump eligió a las grandes compañías petroleras por encima de los trabajadores y esto no sucederá ahora, dijo.

También manifestó que no cree que el Gobierno federal deba dar apoyo financiero a las empresas petroleras con la suma de 40 mil millones de dólares en subsidios a los combustibles fósiles, e irá al Congreso a pedir que se eliminen esas concesiones.

De acuerdo con un documento informativo divulgado por la Casa Blanca, Biden solicitó identificar medidas para duplicar la producción de energía renovable procedente de fuente eólica marina, de cara a 2030.

También, pidió a la directora de Inteligencia Nacional, Avril Haines, que prepare una estimación sobre las implicaciones de la crisis climática en ese campo.

Al adoptar tales disposiciones, el nuevo gobernante trata de cumplir promesas electorales significativas de su campaña para los comicios de noviembre pasado, indican analistas.

De tal forma, se acerca a su compromiso sobre el uso de combustibles fósiles y llegar a la eliminación del carbono en el sector energético en 2035 y en toda la economía en 2050.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba