Noticias

Aunque regalen el petroleo, la gasolina siempre será cara en República Dominicana

Si por casualidad a los países productores de petróleo se les ocurre la idea de regalarles a los dominicanos los combustibles para el transporte, generación de electricidad y para ser usados en la industria y el hogar, aún los consumidores finales tendrían que pagar muchísimo más de lo que cuesta comprar esos combustibles.

El precio de compra de los combustibles en los mercados internacionales que hace el país se calcula con una fórmula denominada “precio de paridad de importación”.

Esta fórmula, de acuerdo a un escrito de Osiris de León, publicado el 23 de marzo del recién pasado año, sería PPI = FOB + FT + SM + CB+ OC+ CMT+GAL.

Así explicó: “PPI es el precio de paridad de importación del combustible, FOB es el costo del combustible puesto en el barco y convertido a pesos dominicanos en base a la tasa de cambio oficial fijada por el Banco Central, FT es el costo del flete marítimo, SM es el costo del seguro marítimo, CB son los costos bancarios inherentes a la operación de compra del combustible (cartas de crédito, transferencias bancarias, etc.), OC son otros costos vinculados a la operación, CMT son los costos por manejo de la terminal de combustibles, y GAL son los gastos de administración de la Ley 112-00 en que incurre el Ministerio de Industria y Comercio”.
Esta fórmula no incluye los impuestos y márgenes de comercialización.

El propio precio de paridad de importación ha sido cuestionado en diversas oportunidades, debido a que, según los conocedores de la materia carece de la adecuada transparencia.

De León explica que “esos componentes de la fórmula del precio de paridad de importación (PPI) tienen que ser transparentados, porque allí hay variables que permiten la discrecionalidad y abren las puertas para la inflación del precio de paridad de importación: vía un valor FOB que puede ser reportado inflado porque nunca se le presenta a la nación ninguna documentación de compra, alteración vía “otros costos (OC)” desconocidos, aumentos vía un costo de manejo de terminal (CMT) superior al real”.

Casi desde que fue promulgada la Ley de Hidrocarburos se ha venido planteando la necesidad de que la misma sea reformulada”.

Importaciones

El proceso de importar cualquier mercancía en el país es complejo.
El doctor Wilfredo Ubrí Pimentel, ex presidente de la Asociación Nacional de Importadores, cuestionado por El Nacional explicó el proceso, indicando “normalmente los precios son cotizados F.O.B.

Esto es en el puerto de embarque. O en un puerto de embarque determinado por lo cual pueden cotizar FOB Dalian, China. En el puerto de Dalian en China. También lo cotizan FAS. Esto es en almacén del embarcador, a este hay que agregarle el transporte al puerto, y del puerto al puerto final. O pueden ser C&F, esto es costo y flete. o CIF, costo seguro y flete. Pero lo que normalmente se usa es el FOB”.

Para calcular el costo de traer una mercancía se aplica el precio FOB, más el Flete, que “varía y hay que agregarle unos gastos que cobra aquí la naviera por contenedores de 20 pies que son unos cien dólares y de 40 pies unos 200 dólares”; a esto se agrega el seguro, que también “varía, pero si uno no asegura la carga, la Aduana arbitrariamente le pone un 2%. Y sin tú haber pagad

Wilfredo Ubri, Luis moquete, Angelo Viro. Encuentro económico del Periódico Hoy Santo Domingo República Dominicana. 11 de diciembre del 2013. Foto Pedro Sosa

o seguro la Aduana te cobra impuesto por algo que no lo tiene”.

Están también los gastos de desaduanización, que cobra la DGA; los gastos que cobra el agente de aduanas, costo por uso de contenedor y la patana y finalmente el costo de almacenaje.

En el caso de los combustibles, ese proceso varía por las características particulares que tienen. Pero en términos generales, tienen que serle aplicada la formula, ya que hay que pagar flete, seguro y costo de almacenaje.

Sin embargo, el costo de paridad de importación de los combustibles, tomando como ejemplo la gasolina premium, que es la de mayor valor en el mercado, está muy por debajo del precio final que pagan los consumidores.

Impuestos y márgenes

Los impuestos y márgenes de comercialización de los combustibles ocupan la mayor parte del precio final que pagan los consumidores.

“El sistema de precios vigente en República Dominicana es un sistema íntegramente regulado por el Estado. El sistema de regulación consiste en una “flotación” sobre los precios internacionales del crudo y los derivad

os denominado “precio de paridad de importación” cuyo cálculo está regulado por el Decreto Reglamentario de la Ley No.112-00”, según la apreciación del consultor Jorge E. Lapeña, quien hizo un diagnóstico del sector de los combustibles, como parte del Proyecto Asistencia Técnica al sector energía del préstamo BIRF No.7217-DO.

 

En su estudio comparó los precios de República Dominicana con la Unión Europea, llegando a concluir que “los valores calculados muestran que en República Dominicana las gasolinas se venden a precios superiores sin impuestos que la media europea”.

Tomando de ejemplo la gasolina premium, el gasoil óptimo y el gas licuado de petróleo, se llega a la conclusión que sólo en el caso del GLP, los impuestos y márgenes de comercialización no son superiores al precio de paridad de importación.

Tomando como referencia el aviso emitido por el Ministerio de Industria y Comercio para fijar los precios del 2 al 8 de enero 2016, en el GLP, el precio final a los consumidores es de 78.80 pesos por galón, su precio de paridad de importación es de 46.10 pesos y los impuestos y márgenes de comercialización son de 32.70 pesos.

En el caso del gasoil óptimo, el precio de paridad de importación es de 60.30 pesos y el precio final a los consumidores es de 134.40 pesos, lo que da como resultado que los impuestos y márgenes son de 74.10 pesos.

En el caso de la gasolina premium, el precio final a los consumidores es de 180.40 pesos, el precio de paridad de importación es de 62.17 pesos y los impuestos y márgenes son de 118.23 pesos, casi el doble de lo que cuesta comprar y traer al país ese carburante.

Viendo este último caso, el de la gasolina premiun, en el precio de esta semana se aplican 71.85 pesos por concepto de la Ley de Hidrocarburos 112-00; y se le aplican 9.95 pesos por la Ley 495-06 de Rectificación Tributaria del 28 de diciembre 2006.

La Ley 557-05 sobre Reforma Tributaria, del 13 de diciembre 2005 sólo se aplica al gasoil utilizado en la generación de electricidad.

En cuanto a los márgenes los distribuidores o mayoristas reciben 13.92 pesos por galón; los detallistas 20.03 pesos y los transportistas 4.68 pesos por galón. En algunos casos las tres funciones las realiza la misma empresa.

El precio final serían 182.60 pesos, pero al aplicarse el ajuste contenido en la Resolución no. 201.14, al precio final se le rebajan 2.20 pesos, para que el precio a pagar por el público sea 180.40 pesos por galón.

El cobro de impuestos a través de los combustibles, no tiene que ver con que el país que los aplica sea productor o no del mismo.

Al respecto la semana pasada Arabia Saudí informó que registró durante 2015 un déficit público récord de 367.000 millones de riyales saudíes (89.000 millones de euros), el equivalente al 15% del PIB. Estos números rojos se deben principalmente a la caída del precio del petróleo, según informó el Ministerio de Finanzas saudí.

El déficit ha aumentado más de un 300% y ha llevado al Gobierno saudí a aprobar un duro plan de ajuste presupuestario con un amplio paquete de medidas de austeridad que incluyen drásticos recortes de gasto, reformas sobre los subsidios de la energía y un alza en los ingresos obtenidos por impuestos y privatizaciones.

Como se ve, sólo una modificación de la Ley de Hidrocarburos, con recortes de impuestos y márgenes de comercialización, permitiría a los dominicanos tener acceso a combustibles baratos, pues la realidad es que aunque se los regalen al país, los precios seguirían altos.

Un apunte

Las rebajas 

La caída libre de los precios del petróleo y sus derivados ha sido aplicada en el mercado local por el Ministerio de Industria y Comercio, de acuerdo a diversos comunicados emitidos por la entidad.

La entidad informó que desde el 21 de junio de 2014, se vienen registrando sucesivas reducciones y estabilidad en los precios de los combustibles que suman a la fecha (18 de diciembre 2015) hasta $98.00 por galón de rebajas como en el caso de gasoil óptimo y $94.90 por galón para el gasoil regular.

En tanto, las gasolinas premium y regular acumulan reducciones del orden de los $89.20 y $90.50 por galón, respectivamente.

En el caso del fuel oil, las contracciones acumuladas equivalen a una variación porcentual del orden del 56.8% en 78 semanas (un año y medio).

Dijo la entidad que ello es evidente pues desde enero de 2015, en las gasolinas premium y regular se han sucedido 19 semanas de rebajas y 19 periodos de estabilidad de precios.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba