Noticias

Ataques de EE.UU. contra Vladimir Putin buscan caos en Rusia

(PL) El presidente de la República de Chechenia, Ramzán Kadírov, aseguró hoy que las recientes acusaciones de corrupción de funcionarios gubernamentales norteamericanos contra el jefe del Kremlin son parte de una guerra que busca llevar el caos a Rusia.
Afirmó el líder de la república caucásica integrante de la federación eurasiática que los ataques mediáticos e ideológicos figuran entre las armas más potentes en la actualidad y que Occidente recurre a este arsenal contra Moscú.

Estados Unidos, apoyado por sus vasallos europeos intenta crear el caos en Rusia y socavar la confianza del pueblo en su presidente para convertir a Rusia en Afganistán, Iraq o Libia, destaca el gobernante chechenio en su cuenta de Instagram.

Al referirse al fracaso de las oleadas de sanciones económicas y al intento de aislar políticamente al estado eurasiático, Kadírov considera que Occidente rechaza aceptar que no surtieron el efecto deseado ni lograron dividir al pueblo ruso.

Concluye el mandatario de Chechenia que los rusos tienen su patria, sus tradiciones e historia, “y tenemos, por fin, a nuestro presidente Vladimir Putin, que nunca se doblegará ante Washington”.

La víspera, el portavoz presidencial de Rusia, Dmitri Peskov, advirtió que Moscú espera explicaciones de Washington tras las acusaciones de supuesta corrupción del jefe de Estado ruso, formuladas por voceros gubernamentales norteamericanos, incluido el secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest.

El lunes último, el subsecretario del Departamento del Tesoro de Estados Unidos a cargo de la lucha contra el terrorismo y la inteligencia financiera, Adam Szubin, dijo al medio británico BBC que la gestión de Putin encarna la corrupción y afirmó que Washington lo sabe desde hace “muchos años”.

Interrogado sobre ese punto de vista, Earnest respondió que “la evaluación del Departamento del Tesoro refleja de manera óptima la visión de la administración”.

Peskov calificó de escandalosas e insultantes esa referencia al líder ruso, y subrayó que Putin está al tanto y considera esas expresiones absolutamente inaceptables e indecentes para representantes estadounidenses de alto nivel.

El secretario de prensa de Putin subrayó que si él hubiera proferido semejantes “insultos” respecto al presidente de Estados Unidos, hubiera sido despedido.

Sobre la causa de tales ofensas, Peskov aseguró que Estados Unidos lanzó una campaña difamatoria contra Putin sin saber si tiene la intención de aspirar a la reelección en los comicios de 2018.

La campaña difamatoria ya ha comenzado por si acaso, comentó el portavoz del estadista, quien 15 años después de su llegada al poder mantiene una popularidad cercana al 85 por ciento.

Un sondeo del Centro encuestador independiente ruso Levada confirmó el 27 de enero último que el nivel de aceptación de Putin en la población del estado eurasiático ese día era del 82 por ciento, y en general en el primer mes de 2016 de 85 puntos porcentuales.

Ese indicador en igual fecha de 2015 era de 85 unidades sobre 100 y en 2014 de 65 por ciento.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba