Opinión

Apuesta palestina

Por Adalys Pilar

(Prensa Latina) Tras encarar uno de los años más azarosos por los azotes de la Covid-19 y la intensificación de la hostilidad israelí, los palestinos apuestan a la celebración de elecciones con el fin de fortalecer su liderazgo y asumir desafíos existenciales para ese pueblo árabe.

 

El proceso eleccionario, el primero en unos 15 años, posibilitará renovar la dirección de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y el Parlamento, comicios concebidos como una oportunidad para incluir a todas las facciones y voces en busca de pluralidad.

De acuerdo con los llamados iniciales, la meta es realizarlos de preferencia en el primer semestre del 2021, lo que estará sujeto a un decreto del presidente de la ANP, Mahmoud Abbas, quien aplaudió recientemente el respaldo del movimiento Hamas, asentado en la franja de Gaza, para efectuar los comicios.

En septiembre pasado, tras varias décadas de divergencias, representantes de todas las organizaciones palestinas, incluidas Hamas, Al-Fatah y la Yihad Islámica, acordaron superar las desavenencias y conformar un frente unificado en defensa de los derechos vulnerados por Israel.

Durante el encuentro pactaron igualmente apoyar el venidero escrutinio que, según el primer ministro de la ANP, Mohammed Shtayyeh, impulsará la batalla por reclamos históricos.

‘Estamos dispuestos a emplear todos nuestros esfuerzos y potencialidades con el objetivo de celebrar los esperados comicios’, insistió el funcionario, citado por el periódico AlQuds.

Shtayyeh manifestó que las votaciones serán un comienzo democrático que dará impulso a la lucha por poner fin a la ocupación sionista, establecer una patria soberana en las fronteras previas a la guerra de 1967 y conseguir el retorno de los refugiados que así lo decidan, amplió el rotativo editado en Jerusalén.

Abbas aspira también a efectuar este año una Conferencia Internacional de Paz con el deseo de encauzar negociaciones con Israel, a partir de las resoluciones emitidas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por lo que recabó apoyode ese organismo para convocar al foro. Líderes palestinos denuncian que el Gobierno israelí arreció sus maniobras expansionistas aprovechando que el mundo está concentrado en el combate a la Covid-19, lo que los ha obligado a perseverar en las acciones de resistencia en medio de la crisis sanitaria, agudizada en la bloqueada y bombardeada franja de Gaza.

La ONU avala la visión de los dos Estados contiguos con las líneas divisorias previas a 1967 como salida al largo conflicto, además declaró ilegal los asentamientos de Israel en Cisjordania mediante la resolución 2334 y demandó el cese de sus actividades allí.

En la demarcación palestina viven más de 700 000 colonos israelíes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba