Internacionales

Apuesta México por un nuevo rumbo sobre la marihuana

(PL) Con un nuevo enfoque sobre las drogas, el presidente Enrique Peña Nieto propuso una iniciativa, en vías de hecho, para el uso medicinal de la marihuana, que augura hoy un gran debate sobre el tema en México.

Resaltó que con este plan “damos pasos firmes hacia un nuevo paradigma que concibe a las drogas desde un enfoque de prevención, salud pública y derechos humanos”.

En un decálogo, expuesto el 19 de abril en la sesión especial de la Asamblea General de la ONU sobre el tópico, llamó a refrendar la responsabilidad compartida del fenómeno global, para lo cual cada país adapta su política nacional.

Ayer, en México, el mandatario firmó y envió al Senado una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud y al Código Penal Federal, que de aprobarse, autorizaría el uso medicinal de la marihuana.

Permitiría la investigación clínica con fines de registro para productos que contengan cannabis, así como que no se considere delito la posesión para uso personal de hasta 28 gramos.

Según la Ley General de Salud vigente en México, un ciudadano puede poseer hasta cinco gramos de marihuana; el propio presidente especificó que con este aumento el país se ubica en los estándares internacionales.

Además, dicha iniciativa pretende dejar en libertad a las personas con condenas desproporcionadas por posesión de menos de 28 gramos.

De prosperar esta propuesta se autorizaría la producción e importación de medicamentos elaborados a base de cannabis o ingredientes activos.

Uno de los argumentos para la importación de este tipo de medicamento es que hay necesidad de atender a miles de pacientes que lo requieren.

En la presentación de las conclusiones del Debate Nacional sobre el Uso de la Marihuana, tras cinco foros regionales, el mandatario dijo que la iniciativa vendrá acompañada de un esquema de prevención del consumo, en especial para proteger a la niñez y a la juventud.

Asunto preocupante para toda sociedad, al ser ese el grupo más vulnerable y el futuro de cualquier nación.

Peña Nieto reiteró que las adicciones deben tratarse con prevención y soluciones terapéuticas integrales, sin criminalizar a los consumidores.

Subrayó que México conoce bien los alcances y limitaciones del régimen prohibicionista y punitivo de la llamada guerra contra las drogas.

Como pocos, nuestro país ha sufrido los nocivos efectos del crimen organizado, vinculado al narcotráfico, apuntó.

Entre los que ayer brindaron su opinión sobre el asunto está Yeidckol Polevnsky, secretaria general del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quien se pronunció por reconocer el derecho de las personas a decidir si consumen o no marihuana y a no ser criminalizadas por ello.

Al señalar que “mientras México pone los muertos y otros hacen los negocios” en la llamada guerra contra el narcotráfico, la dirigencia nacional de ese instituto político pidió distinguir entre consumidores de cannabis y narcotráfico porque se trata de conductas distintas.

Agustín Basave, presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), reiteró la propuesta perredista de que se legalice la marihuana con fines medicinales y recreativos, además de calificar la iniciativa de positiva pero insuficiente.

Para los entendidos, se reduciría el poderío de un mercado en manos de la delincuencia organizada, sin embargo, no quedaron claras las medidas que se adoptarían en cuanto a la comercialización, y algunos se preguntan quién la suministrará o cómo será el cultivo.

Seguramente en los próximos días surgirán en México muchas opiniones, algunas a favor y otras en contra de esta nueva iniciativa. Habrá que esperar a que el tiempo diga la última palabra.

Una caricatura divulgada ayer por el diario mexicano La Jornada muestra a dos supuestos traficantes, mientras uno de ellos le comenta al otro: “Nosotros migraremos a la industria farmacéutica”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba