Noticias

Al menos tres policías mueren en tiroteo en Luisiana, Estados Unidos

Al menos tres agentes murieron y tres resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, en un tiroteo que se desató en Baton Rouge, capital del estado de Luisiana, en el sur de Estados Unidos.

La policía informó que un sospechoso está muerto y que no hay una situación de tiroteo en la ciudad, aunque sí buscan a dos sospechosos.

Las autoridades informaron que atendieron reportes de un sujeto que caminaba con un rifle de asalto por la carretera alrededor de las 08:30 hora local (13:30 GMT).

Testigos reportaron que un hombre vestido de negro y con la cara cubiertadisparó indiscriminadamente.

Aunque no hay precisión sobre las circunstancias en que se desarrollo el tiroteo, el alcalde de Baton Rouge, Kip Holden, cree que se trató de una emboscada.

“Es triste cuando la gente no tiene respeto por la vida ni por la policía”, dijo en una entrevista concedida a la cadena de televisión Fox.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó el tiroteo como “un trabajo de cobardes“.

“No sabemos todavía la justificación de este ataque, pero quiero ser claro: no hay justificación alguna para el uso de la violencia contra las fuerzas del orden. Ninguna”, señaló el mandatario.

Sin embargo, algunos dudan sobre si los policías fueron el objetivo de un ataque.

Brady Vance, un testigo, le dijo a la cadena de televisión WAFB que él vio lo que podría haber sido miembros de pandillas disparándose entre sí antes de que la policía llegara.

PolicíasImage copyrightREUTERS
Image captionLa policía busca al sujeto armado.

La vocera del departamento del sheriff le dijo a WAFB que el incidente se iniciópoco antes de las 09:00 hora local (14:00 GMT) y que fue tratado como “una situación activa” y se procedió a cerrar las vías en el área.

La funcionaria confirmó que los funcionarios respondieron a los reportes de un tiroteo.

“Ataque contra todos”

La policía en Luisiana informó que usó un robot para revisar el área donde cayó el cuerpo del sospechoso en busca de explosivos.

Hace poco más de una semana, la policía de Dallas utilizó un robot similar para matar a Micah Johnson, quien se había atrincherado en un estacionamiento tras provocar la muerte de cinco policías durante una manifestación pacífica para condenar los excesos policiales contra afroestadounidenses.

El área ha sido acordonada por las autoridades que buscan a los sospechosos y se le ha pedido a los residentes que se alejen del lugar.

PolicíasImage copyrightAP
Image captionLa policía en EE.UU. ha estado en alerta tras el tiroteo en Dallas.

Holden le pidió a la población rezar por los agentes y sus familias e hizo un llamado para que el sentido común prevalezca.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, escribió en su cuenta de Twitter: “Este es un ataque atroz e injustificable contra todos nosotros en un momento en que necesitamos estar unidos y que necesitamos reconciliarnos”.

“Tengan la seguridad de que cada recurso disponible del estado de Luisiana será usado para garantizar que los perpetradores sean sometidos a la justicia”.

Días de tensión

Baton Rouge fue el lugar en el que en la madrugada del 5 de julio el ciudadano negro Alton Sterling falleció por los disparos de dos policías blancos.

En un video publicado un día después, se ve Sterling tirado en el piso, boca arriba, sometido por dos agentes.

PolicíasImage copyrightREUTERS
Image captionSe ha desplegado un operativo de seguridad.

Uno de ellos le dispara y cuando la cámara se empieza a alejar de la confrontación y deja de enfocar a Sterling y los policías se escuchan más disparos.

Su muerte y la de otro ciudadano negro, Philando Castile, en Minnesota, un día después, también a manos de la policía, desataron protestas masivas en el país.

Se cree que las muertes de Sterling y Castile desencadenaron el ataque perpetrado por un veterano del ejército durante una manifestación pacífica en Dallas que precisamente condenaba la muerte de ciudadanos negros a manos de la policía.

Dallas

Micah Johnson, de 25 años, mató a cinco policías en Dallas e hirió a otros siete el 7 de julio.

De acuerdo con la policía, Johnson había dicho que su intención era “matar blancos, especialmente agentes blancos“.

El jefe de la policía de Dalla, David Brown, afirmó que el hombre se declaró enojado por las muertes de los dos ciudadanos afroestadounidenses a manos de la policía.

Pero en la reciente escalada de tensiones, los manifestantes no sólo han condenado la muerte de Sterling y Castile, sino que han evocado situaciones similares vividas en tiempos recientes, como explica desde Los Ángeles, la corresponsal de BBC Mundo, Beatriz Diez:

Protestas en Baton RougeImage copyrightGETTY IMAGES
Image captionLa muerte de Sterling desató protestas en Luisiana.
  • Los disturbios de 2014 tras la muerte de Michael Brown en Ferguson, Misuri, y la no imputación del policía que le disparó
  • La indignación por la absolución del guardia de seguridad que mató a Trayvon Martin en Florida
  • La rabia en Nueva York por la muerte de Eric Garner a quien se vio en una grabación de video mientras era sometido por agentes de policía e imploraba que lo soltaran porque no podía respirar

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba