New York

Están bajo la lupa los arrendadores de tiendas que venden tabaco y cannabis sin licencia en NYC

Las multas que enfrentan van hasta los $1,000 diarios, así como acciones de desalojo contra los inquilinos

 

Fuente  eldiariony.com

Por  Verónica Romero

Los propietarios de edificios que rentan a tiendas que expenden marihuana y productos de tabaco ilegales y sin licencia pueden enfrentar multas de hasta $1,000 dólares diarios.

La nueva medida, dada a conocer esta semana, hace parte de los esfuerzos de la administración municipal para combatir la proliferación de comercios que venden ilegalmente tabaco, vaporizadores y productos de cannabis en toda la ciudad y, a la vez, proteger la salud y el bienestar de los consumidores y de los neoyorquinos.

El Grupo de Trabajo Conjunto de Cumplimiento de la Oficina del Sheriff de la Ciudad de Nueva York ha enviado cartas a los propietarios de 50 edificios en los cinco condados advirtiendo que podrían ser legalmente responsables por la venta continuada sin licencia de productos de cannabis o tabaco por parte de sus inquilinos. Sólo en estos 50 lugares, el grupo de trabajo ya ha impuesto más de $7 millones en sanciones y se han incautado productos ilegales con un costo estimado de $3.9 millones.

El alcalde Eric Adams indicó que su administración está utilizando todas las herramientas disponibles para proteger a los jóvenes y a todos los neoyorquinos de los productos peligrosos e ilegales de cannabis y tabaco, al tiempo que envía un mensaje claro de que cualquiera que ayude a estos negocios ilegales y sin licencia tendrá que rendir cuentas.

“Para apoyar el mercado emergente y legal del cannabis, debemos perseguir a quienes infringen la ley. Nuestro grupo de trabajo interinstitucional labora afanosamente para mantener seguras a nuestras comunidades”, sostuvo Adams.

La iniciativa, que inició con la asociación de la administración Adams con el fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, Jr., otras autoridades locales y funcionarios electos para combatir el aumento de tiendas de tabaco ilegales en ese condado, ahora se ha ampliado a toda la ciudad.

El grupo de trabajo enviará cartas advirtiendo sobre posibles desalojos, multas y otras sanciones si los inquilinos continúan con esos comportamientos ilegales.

La carta explica a los propietarios que podrían enfrentar “una orden judicial y multas de hasta $1,000 por día”, y que la ciudad “está facultada para solicitar que el dueño del edificio o el arrendador inicie una acción para remover a los inquilinos de la propiedad”.

Durante las próximas semanas, el grupo de trabajo, que está formado por la Oficina del Sheriff, el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) y la Oficina de Cumplimiento Especial del Alcalde, revisarán los negocios sin licencia que hayan recibido infracciones por ventas no autorizadas de cannabis y otras actividades ilegales y luego notificará a los propietarios de su obligación de cumplir con la ley.

Obligaciones y responsabilidades de los propietarios

El sheriff de la ciudad Anthony Miranda, quien lidera el grupo de trabajo, fue enfático al expresar que si bien no existe una solución única para la proliferación de tiendas ilegales, la carta al propietario es una herramienta más que brinda una oportunidad de corrección.

“Los propietarios son informados de sus obligaciones y posibles responsabilidades, así como de cómo tomar medidas correctivas y el apoyo disponible para ellos”, señaló.

“El Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York está comprometido a erradicar los comercios ilegales y sin licencia que desestabilizan un interés comercial emergente y plantean importantes riesgos para la seguridad y la salud pública en vecindarios de los cinco condados”, dijo por su parte el comisionado del NYPD), Edward Cabán. “La policía de Nueva York sigue centrada en la misión de nuestra ciudad de proteger a los neoyorquinos y garantizar que las regulaciones sobre el cannabis y el tabaco sean reconocidas, aceptadas y aplicadas adecuadamente”.

Desde su formación el año pasado, el grupo de trabajo ha impuesto más de $63 millones en sanciones y ha realizado más de 1,300 inspecciones de cumplimiento e inteligencia.

Protección a jóvenes

Anteriormente, la administración Adams ha tomado otras medidas enérgicas contra las tiendas de tabaco ilegales y los productos de vapeo peligrosos que representan un daño para los neoyorquinos.

El verano pasado, el alcalde y la consejera de la corporación de la ciudad de Nueva York, Sylvia O. Hinds Radix, entablaron una demanda federal contra cuatro importantes distribuidores de cigarrillos electrónicos desechables con sabores -los más populares entre niños de escuela intermedia y jóvenes de secundaria-, por distribuirlos ilegalmente a tiendas minoristas de vapeo y tabaco, tiendas de conveniencia y directamente a consumidores en la ciudad de Nueva York a través de ventas en línea.

Dos distribuidores acordaron dejar de vender cigarrillos electrónicos en la ciudad de Nueva York, mientras que los dos restantes enfrentan una orden judicial preliminar del Departamento de Derecho de la ciudad de Nueva York.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba