New York

Con el lema “El cielo ganó otro ángel” cientos acuden a funeral de estudiante de origen dominicano asesinada por bala perdida en El Bronx

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Con el lema “el cielo ganó otro ángel”, cientos de comunitarios acudieron ayer martes al funeral de la estudiante de origen dominicano Angellyh Marie Yambo Henríquez de 16 años de edad y asesinada el viernes 8 de este abril en El Bronx por una bala perdida disparada por un pandillero en custodia de las autoridades.

Los padres de la adolescente son nativos de Moca, ciudad en el Norte Central (Cibao) de la República Dominicana.

Con flores, fotografías, mensajes escritos en cartulinas y papel, y lágrimas, los compungidos asistentes el velatorio coparon los espacios interiores y afuera de la funeraria Williams Funeral Home situada en el edificio 5628 de la avenida Broadway en el vecindario Kingsbridge en El Bronx, donde las honras fúnebres tuvieron lugar desde la mañana temprano.

La estudiante de excelencia académica y condecorada en su escuela, la preparatoria Charter High School fue sepultada a las 12:30 de la tarde en el histórico cementerio Woodlawn donde también yacen los restos de reconocidas celebridades como Celia Cruz.

Su cuerpo estaba en un ataúd blanco con rosas calaras, vestida con el traje de celebración de los “Dulces 16” y una tiara en su cabeza, que la semejaba a una princesa.

«El cielo ha ganado otro ángel», dijo Héctor Torres uno de los deudos y muy cercano a la familia de la estudiante.

«Estaba llena de energía, joven y hermosa lo que se supone que deben ser todas las niños”, expresó Torres.

Dijo que le duele mucho la muerte violenta de la estudiante y relató que él vive en el edificio donde el padre de Angellyh es portero desde hace muchos años.

«Descansa en paz Angellyh», decían las palabras escritas en una foto colocada a un costado del sarcófago en la funeraria. «Te amamos».

«¡Ay dios mío!», exclamó entre llantos la abuela de la estudiante.

Cercanos a los padres de Angellyh dijeron que su papá está prácticamente roto y muestra no aceptar la muerte de su hija.

«Está destruido», dijo un amigo del padre que no quiso identificarse.

El viernes 8 de abril, la estudiante  iba hacia su casa desde la escuela a  la 1:45 de la tarde cuando fue impactada en la espalda por una bala perdida y cayó herida de muerte en la calle 156m Este  a una cuadra del plantel.

La policía arrestó al pandillero con largo récord judicial, Jeremaiah Ryan de 17 años de edad acusándolo por el asesinato de la estudiante usando una pistola fantasma que él mismo armó y de polímero 80 y calibre 9 mm enfrentándose a otros pandilleros.

La madre, Yanely Henríquez pidió en declaraciones a varios medios locales que  el asesino se muera en la cárcel, exigiendo justicia para su hija.

Otros dos adolescentes, entre ellos Isaiah Duncan de 17 años resultaron heridos.

El pandillero que vivía cerca de la escuela y la escena del crimen, fue visto arrojando la pistola por una ventana del apartamento dentro de una bolsa de basura.

Fue procesado el sábado último  por cargos de asesinato, intento de asesinato y armas, y está detenido en la cárcel sin derecho a fianza.

La familia de la estudiante  pidió privacidad durante el velatorio.

Chantal Lorenzo, cercana a los padres de la adolescente abrió una recaudación en la plataforma GoFundMe, donde hasta ayer martes 332 donantes habían aportado $27.250 dólares para gastos del funeral.

“Estoy ayudando a recaudar dinero para la familia Yambo y Henríquez para apoyar la pérdida de su amada hija, Angellyh Yambo.

Angellyh era una joven extraordinaria. Encontrarse con Angellyh es experimentar la magia. Angellyh era un corazón de oro y un alma pura. Ella trajo tanto amor, alegría, risas y luz a este mundo y a sus seres queridos”, escribió Lorenzo en su mansaje de recaudación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba