Meditación

Meditación para tu belleza

Todo mundo puede meditar, desde niños hasta adultos mayores, ya que es una actividad sencilla de aprender y realizar, pero se necesita práctica y consistencia para experimentar todos los beneficios.

Ahora viene una de las partes más interesantes de la meditación, puesto que se ha comprobado que ayuda a mantener la piel sana. Esto sucede al realizar respiraciones controladas y profundas que reducen los efectos del estrés: te sentirás de mejor humor, más tranquila y por supuesto, estarás combatiendo la aparición de arrugas y flacidez.

Como te lo explicamos anteriormente, la meditación consiste en hacer ejercicios de respiración, los cuales ayudan a oxigenar de manera eficiente la piel y a ‘apagar’ el gen NF-?B que causa el envejecimiento prematuro, señalan los expertos de Petit BamBou.

Por otro lado, diversos estudios científicos han comprobado que las prácticas de meditación ayudan a fortalecer las defensas del cuerpo y son auxiliares en los tratamientos contra la psoriasis, enfermedad de la piel que causa manchas rojas y escamosas en las rodillas, codos, tronco y el cuero cabelludo, principalmente.

The American Psychosomatic Society, realizó una prueba en el que un grupo de personas recibió un tratamiento de luz ultravioleta; algunos de estos escuchaban meditaciones guiadas durante el mismo y otros no. El grupo que escuchó meditaciones guiadas durante el tratamiento sanó cuatro veces más rápido que aquellos que no lo hicieron.

El estudio concluyó que la meditación reducía el estrés que causaba que la psoriasis se agravara, y al mismo tiempo, activaba la capacidad innata del cuerpo para repararse a sí mismo. La respiración profunda que se practica durante la meditación aumenta el nivel de oxígeno en la piel y este sencillo hecho mejora la apariencia y el resplandor de la tez, reduce las arrugas y ralentiza el proceso de envejecimiento.

Por si fuera poco, se ha demostrado que la meditación puede reducir los niveles de ‘cortisol’ en el cuerpo. A esta hormona se le puede considerar en gran parte, la culpable de las arrugas y la flacidez al descomponer el colágeno y la elastina en la piel.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba