Internacionales

La república rusa de Komi vive una catástrofe ecológica tras un derrame de petróleo

La superficie contaminada supera los 12.000 kilómetros cuadrados y afecta ya a tres ríos de la zona..

Alrededor de 90 toneladas de petróleo se derramaron en la república de Komi, en el norte de Rusia, tras una fuga producida en un oleoducto de la compañía Lukoil a 300 metros del río Kolva el pasado 11 de mayo. Según los reportes, el oleoducto se deshermetizó y la mayor parte del crudo se acumuló a orillas del río.

La administración de Usinsk, ciudad ubicada en las cercanías del lugar del accidente, aseguró en un comunicado este sábado que se logró contener el vertido en tierra, donde se llevan a cabo trabajos de limpieza para luego proceder a la biorremediación del territorio. Sin embargo, alrededor de nueve toneladas del petróleo acabaron en el río.

Más de 230 empleados de Lukoil y de empresas contratistas están limpiando las aguas del río. El jefe de la república de Komi, Vladímir Uiba, señaló el pasado jueves 13 que se tardarán dos o tres semanas en completar la tarea y que ya se habían retirado cerca de siete toneladas del petróleo derramado.

Entre tanto, para este sábado el crudo llegó hasta ríos más grandes, el Usá y el Pechora, ampliando el área contaminada en unos 180 o 200 kilómetros, según denuncian activistas medioambientales locales, quienes estiman que este domingo la superficie contaminada ya superó los 12.000 kilómetros cuadrados, principalmente a orillas del río Kolva.

Los activistas medioambientalistas del Comité para salvar el Pechora señalaron que el 16 de mayo el vertido alcanzó la aldea de Charkabozh, situada a las orillas del río Pechora, y un diputado de Komi afirmó que pese a las declaraciones de las autoridades, el derrame continúa y sigue poniendo en peligro a los pueblos cercanos.

Desde el mismo comité consideran que los daños causados por la avería en el oleoducto de Lukoil ya pueden considerarse una catástrofe ecológica. Por su parte, la oficina regional del Comité de Investigación de Rusia abrió un caso penal por una “violación de las normas de protección del medio ambiente”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba