New York

Podrían decretar cierre del interior de restaurantes en NYC si sigue alza de hospitalizaciones por COVID-19

El Gobernador ejecutará la medida si en cinco días continuos a partir de este lunes no se controla la curva de contagiados que requieren ser internados

Sería un golpe demoledor para una industria que trata de sobrevivir a la pandemia.
FOTO: FERNANDO MARTÍNEZ / IMPREMEDIA
Fuente : eldiariony.com

Si en los próximos cinco días no se estabiliza y se reduce la tasa de pacientes internados en hospitales por complicaciones con COVID-19, el gobernador Andrew Cuomo advirtió este lunes que los restaurantes de la Gran Manzana deberán cerrar su servicio interior y los del resto del estado tendrán que reducir su capacidad a un 25%.

Si la escalada de pacientes con complicaciones por coronavirus en centros de salud no se detiene, tan pronto como el próximo sábado, se podría decretar oficialmente la medida que deberá cumplirse desde el próximo lunes, impactando a una industria de 27,000 comercios que ya trata de sobrevivir a la pandemia en la ciudad de Nueva York.

Pero las autoridades anuncian otras medidas más radicales: si en un lapso de tres semanas seguidas los hospitales rebasan su capacidad de internos en un 90%, de acuerdo con las características poblacionales de cada región, está sobre la mesa un nuevo anuncio más radical de cierres económicos totales.

“No tendremos opciones. No será algo discrecional. Si los hospitales empiezan a colapsar, nosotros volveremos a aplicar más restricciones. Esto dependerá mucho de la inteligencia de los neoyorquinos en los días de fiestas que están por venir”, ratificó el gobernador Cuomo.

En la Gran Manzana el número de personas que ingresan a hospitales por situación de gravedad por COVID-19 ha repuntado en un 120% en las últimas tres semanas.

Del pasado miércoles hasta el pasado domingo se adicionan más de 1,100 hospitalizaciones en todas las regiones del estado de Nueva York.

Se esperan voluntarios en hospitales

Los nuevos protocolos para frenar el virus  anunciados por el mandatario estatal y derivados de nuevas recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), vinculan las políticas de control al COVID-19 más a la tasa de hospitalizaciones que al promedio de nuevas infecciones.

“¿Creo que entre ahora y cinco días veremos una tasa de estabilización en la ciudad de Nueva York? Me sorprendería gratamente. No creo que sea probable, pero es posible“, indicó el mandatario.

Las autoridades de Salud del Estado están tratando de evitar a toda costa que se repita la pesadilla de la pasada primavera, cuando centros hospitalarios vivieron la infernal experiencia de estar saturados de pacientes que tenían que ser tratados incluso en salas de espera.

El Gobernador pidió a los hospitales públicos y privados que aumenten su capacidad en un 25% y abrió un compás para que las enfermeras y médicos jubilados “vuelvan al servicio” en medio de un pico continuo de COVID-19.

La esperanza para aumentar la capacidad de respuesta en los centros de salud, especialmente en las unidades de cuidados intensivos, es que por lo menos 20,000 voluntarios estén en la disponibilidad de atender puntos críticos, si como se previene se empiezan a saturar los hospitales.

En lo inmediato, no está en el renglón de posibles restricciones radicales ante el monitoreo de la capacidad hospitalaria, otros negocios no esenciales como peluquerías y salones de uñas. Aunque se alerta, que luego de las Fiestas, cuando sin dudas se observará una escalada de contagiados, las medidas podrían cambiar.

Mitad de enero: “época oscura”

Cuomo, quien estuvo acompañado en su rueda de prensa por el Dr. Anthony Fauci director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas para discutir el desafío que enfrenta Nueva York, fue categórico al reiterar que a mitad del próximo enero podría ser “una época realmente oscura”.

La “cuenta” en la cual coincide Fauci con las autoridades estatales y locales es que si no logra un cambio de comportamiento en las reuniones sociales y familiares propias de Navidad, Hannakak y las celebraciones de Año Nuevo, los efectos en el alza de contagios se precisarán en un tramo de dos semanas.

De acuerdo con la experiencia científica de las celebraciones de ‘Acción de Gracias’ se detectó que el 70% de los nuevos contagios fueron consecuencia de reuniones familiares pequeñas con la presencia de portadores asintómaticos de COVID-19, recordó Fauci.

COVID-19 se “mide” de forma distinta

Entre tanto, las autoridades de Salud de la ciudad de Nueva York anuncian cambios en la forma cómo se analizan los indicadores del avance de la infección viral, tomando en cuenta la variable de la masificación de las pruebas de descarte facilitadas por la Ciudad en los cinco condados.

El alcalde Bill de Blasio explicó que la “fotografía diaria” del COVID-19 en la Gran Manzana ya no dependerá de la tasa de positividad diaria, sino del rango promedio de contagiados cada siete días, que este lunes se encontraba en 4.98% . A pocas décimas del 5%, cuyos protocolos imponen nuevas restricciones.

“Son pertinentes y más ajustados estos cambios a la realidad, tomando en cuenta cómo hemos aumentado nuestra capacidad de realizar pruebas”, razonó el Alcalde.

Así mismo, el Dr. Dave Chokshi, comisionado del Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH),  expuso que la “situación cambiante” requería nuevos indicadores diarios actualizados.

“Además de eliminar la tasa diaria de positividad, los indicadores ahora incluirán nuevos casos y hospitalizaciones ‘probables’ por cada 100,000 habitantes. Los casos detectados por pruebas de coronavirus de antígeno se contarán como probables, porque todavía no son tan precisas como las pruebas de PCR”, recalcó Chokshi.

La Gran Manzana contabiliza 2,180 nuevos casos de coronavirus, de los cuales 616 se clasificaron como “probables”, según el nuevo indicador mostrado por las autoridades.

También se informó que la tasa de hospitalización actual es de 2.28 pacientes por cada 100,000 habitantes en un promedio de siete días. El objetivo de la Ciudad es aplanar esa curva a dos hospitalizaciones.

Más hospitalizados:

  • 144 nuevas hospitalizaciones se realizaron este domingo en centros de salud de la ciudad de Nueva York por complicaciones asociadas por coronavirus, mientras el umbral de “alerta” es 200.
  • 4,602 hospitalizaciones por COVID-19 en todo el estado, 160 más pacientes que en el día anterior.
  • 1,416 de estas reclusiones hospitalarias se registran en la Gran Manzana, lo que significa el 0,02% de la población.
  • 872 están internos en centros de cuidados intensivos en todo NY, eso significa 22 pacientes más que el día anterior.
  • 477 se encuentran intubadas por complicaciones de cuadros respiratorios graves asociados con el coronavirus, 16 más que el día anterior en el estado.
  • 50,000 camas de hospitales se cuantifican en NY.
  • 79 muertes en todo el estado este domingo.
  • 4,27 es la tasa de positividad de COVID-19 en NY.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba