Noticias

Estadounidense van a Elecciones Para Elegir el Próximo Presidente el Martes 3 de noviembre

El pueblo estadounidense va a las urnas el próximo martes 3 de noviembre para elegir el próximo presidente de los Estados Unidos. Las urnas se abrirán desde tempranas horas de la mañana donde se iniciará la votación para elegir el candidato favorecido por el voto popular y el Colegio Electoral. Las urnas se abrirán en cada Estado dependiendo de la variedad del horario en cada Estado de la unión americana. Otros escaños políticos a nivel nacional están en juego en estas elecciones. Mientras tanto, 85,427,189 millones de norteamericanos echaron sus votos en las urnas, bien sea en forma electrónica, o por correo según CNN, cuando apenas faltan 4 días para las elecciones.

En las elecciones del martes está en juego la pérdida o la victoria de cualquiera de los dos candidatos que compiten por la primera magistratura de la nación. El Partido Republicano está en peligro de perder la mayoría en el Congreso, o mantener el control del mismo, dependiendo como los norteamericanos perciban el trabajo del Presidente, durante los últimos 4 años.

Los dos candidatos que contienden por la presidencia son el ex Vicepresidente Joe Biden Demócrata, político de larga data, mientras que por el Partido Republicano es el actual Presidente Donald Trump. Según las encuestas Trump mantiene un porcentaje de 12 puntos por debajo del candidato opositor. Mientras que en el Estado de la Florida Baden solo tiene un 5% por encima del Presidente Donald Trump.

Durante los últimos casi cuatro años como Presidente, Donald Trump ha enfrentado una serie de embates políticos entre los que se encuentran el juicio político en el Senado para destituirlo de su puesto, un sin número de acusaciones en los medios de comunicación sobre su declaración de impuesto por los últimos 20 años, innumerables marchas en protestas contra el racismo y los asesinatos de afroamericanos en manos de la policía, lo que ha generado quemas de autos de la policía, precintos policiales han sido incendiados y miles de presos detenidos durante las protestas escenificadas en las principales ciudades del país.

Donald Trump se ha tenido que defender constantemente ante las noticias publicadas en los medios de comunicación contra su figura, las cuales han censurado al Presidente mientras el mandatario ha respondido diciendo que esas son noticias falsas. La prensa no ha dejado pasar por alto las declaraciones del Presidente quien constantemente se expresa dando datos en sus declaraciones que no corresponden necesariamente con la verdad. Las acusaciones son intercambiadas entre el Presidente y la prensa norteamericana, una lucha titánica sin tregua hasta ahora.

Recientemente el presidente Trump interrumpió una entrevista con el programa 60 minutos, después de acusar a la periodista de publicar noticias falsas, mientras ella desmentía que fuera cierto algunas acusaciones emitidas por Trump contra el ex presidente Biden. Al sentirse molesto por la entrevista, cuando se le preguntó por su plan de gobierno para los próximos 4 años, se paró de su asiento y salió del salón donde se llevaba a cabo la entrevista.

Hasta ahora más de 85 millones de norteamericanos ya han votado en las elecciones que culminan el martes 3 de noviembre. A medida que se acerca ese día, los candidatos intensifican su campaña, en visitas de ambos candidatos, por todo el país. En reiteradas ocasiones el presidente recorre el país bajo el alegato de que si las elecciones no le favorecen no admitirá la transición de mando pacíficamente. Algunos de sus voceros, sin embargo, han señalado que habrá una transición de mando pacíficamente.

En estas elecciones no solo está en juego el puesto de Presidente, sino también la incertidumbre por la posible pérdida de una mayoría en el Congreso dominado por los Republicanos. También está en juego el posible triunfo o la derrota de la Cámara de Diputados, aunque varios analistas políticos observaban una preferencia en el electorado hacia el Partido Demócrata por el papel desempeñado hasta, por el presidente.

Si los Republicanos pierden la mayoría en el Congreso y también en la Cámara de Representantes, existe la probabilidad de que el presidente se enfrente a varios juicios en varias cortes de la nación, cosa que no puede suceder durante su mandato presidencial.

El juicio político celebrado contra Trump en el congreso, fue reduciendo su popularidad dentro del pueblo norteamericano. El mandatario también se ha tenido que enfrentar a la pandemia del COVID-19, que ha sido un factor clave para afectar la economía, el sistema de salud que no ha sido dirigido correctamente, tal vez por las diferencias entre los científicos y el mandatario, quienes hasta ahora no logran ponerse de acuerdo en sus declaraciones y el manejo de la pandemia.

Ante la recesión económica impuesta por la pandemia, las constantes fluctuaciones de la bolsa de valores y la incertidumbre generada por el desempleo, la quiebra de pequeños y medianos negocios y el retraso del estímulo económico al pueblo norteamericano, hacen que Donald Trump haya tenido una reducción en el porcentaje de simpatía entre los electores a nivel nacional. Sin embargo, las bases Republicanas de su Partido, que no representan la mayoría de los votantes, mantienen su fidelidad a la candidatura de Trump.

El Presidente norteamericana al cumplirse casi cuatro años de gobierno ha tenido que enfrentar varios escándalos generados por sus controversiales declaraciones sobre el COVID-19, en el ámbito político y sus relaciones publicas internas y externas entre el personal que ha trabajado con él en la Casa Blanca. Además, muchos de los grupos minoritarios no se sienten estar representados por un gobierno que promueve la violencia racial, además también ha lanzado criticas racista contra los latinos que han inmigrado hacia los Estados Unidos y aun contra miembros del Partido Demócrata.

Donald Trump se ha caracterizado por ser él mismo, atacando a sus rivales para destruirlos, señalando siempre su actuación correcta, aunque esté equivocado, lanzando epítetos contra los mexicanos, latinos, a quienes ha descrito como atracadores, violadores y criminales. A los afroamericanos a caracterizado como procedentes de hoyos de mierda, mientras ha favorecido en sus declaraciones a la inmigración de países de raza blanca.

Por otra parte, los pronósticos de los analistas políticos que han observado de cerca al presidente durante estos últimos cuatro años, señalan que cuatro años más del mandatario significarían un atraso para la nación debido a la incapacidad que él tiene para manejar la política externa e interna de la nación. Esa incapacidad se muestra en el manejo equivocado de la pandemia, las relaciones diplomáticas de los principales aliados del pueblo norteamericano en Europa, Rusia y China.

El puesto como el líder de esta nación más poderosa en el mundo, le ha quedado muy grande al Presidente Donald Trump. Este hombre es extremadamente narcisista, con delirio de grandeza y se cree ser suficientemente poderoso para hacer todo lo que le venga en gana. Al principio de su campaña decía que podía pararse en la 5 avenida de la ciudad de Nueva York, y dispararle a una persona, sin que a él le acontezca nada por haber disparado a alguien. Sus críticos ven que Donald Trump sólo está interesado en proteger su imagen, pero él no ha demostrado durante estos cuatro años interés en el bienestar de los norteamericanos.

Por su parte, el ex presidente Joe Biden parece ser un hombre que tiene un plan claro de cómo salir de la crisis sanitaria que enfrenta esta nación. La prioridad está según Biden en resolver la crisis sanitaria que tenemos para poder solucionar el problema económico.

Donald Trump ha estado más preocupado en presentarse como un mejor candidato entre los cristianos evangélicos quienes apoyan su política contra el aborto y a favor de la nación de Israel, atacando a cualquiera que contradiga su posición acerca del Corona virus, la economía y su reelección. Una posible victoria de Trump mantendría a la nación de rodillas frente al Corona virus.

A nueve meses del COVID-19, la nación ha perdido 229,347 personas, más de un cuarto de un millón, con 9,015,262 millones de infectados, además la pérdida de empleos, quiebra de negocios, y la perdida de una protección de seguro de salud que permitan a los ciudadanos el acceso a un plan de salud que tenga una cobertura que le permita enfrentar los desafíos sanitarios, aun entre aquellos que tengan condiciones de salud previa.

Está claro que, si el Presidente Trump pierde las elecciones tendrá que enfrentar varios juicios políticos y demandas en diferentes tribunales de la nación. Si los Republicanos pierden la mayoría en el Senado y los demócratas mantienen la Cámara de Representantes, el mensaje que la nación enviará al Congreso mostrará el rechazo a las políticas republicanas de sus líderes.

No hay dudas que el futuro de la nación está en juego en estas próximas elecciones. Los Republicanos han querido acusar a Biden de socialista, de promover el comunismo, y negocios turbios mientras Biden era el vicepresidente. Sin embargo, ninguno de estas alegaciones ha podido ser comprobada por ningún analista político. Si hay una cosa que ha hecho bien el presidente Donald Trump es haber hecho resaltar lo peor del pueblo norteamericano, siendo el odio racial uno de los agravantes más significativos de su campaña política.

El enigma de las elecciones en Estados Unidos, no es solo la posibilidad de fraude, sino también el esqueleto en el closet que podríamos clasificarlo como el colegio electoral. Porque después que los norteamericanos votan, no siempre el candidato que obtiene la mayoría del voto popular será el ganador de las elecciones.

Más bien, los votos obtenidos representarán el triunfo al candidato que logre el mayor número de votos del Colegio Electoral. En última instancia será el Colegio Electoral que favorecerá quien será el próximo presidente norteamericano. En el 2016 la candidata Hillary Clinton ganó el voto popular por casi 3 millones por encima de Donald Trump, pero perdió la elección por el voto del colegio electoral. Según las reglas cualquiera de los dos candidatos necesitará 270 votos del Colegio Electoral, de un total de 538 quienes representan cada Estado de la unión americana.

Este análisis político es exclusivo para Listinusa.net, pero damos permiso para ser reproducido por cualquier persona, o medio de comunicación, siempre y cuando sea reproducido el texto íntegramente.

Artículo Exclusivo para el Listinusa.net

Por : Rey Díaz

zoolaar@live.com

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba