Tecnología

El ‘robot de alta tecnología’ ruso resulta ser un hombre disfrazado

La televisión rusa promocionó los avances en tecnología de un robot humanoide que en realidad era un hombre dentro de un traje

Pese a lo que la ciencia ficción nos ha hecho creer durante años, aún queda mucho para que un robot de apariencia humanoide pueda destruir la humanidad. Que se lo digan a los rusos, que aunque presentaron un robot humanoide en un foro tecnológico, lo que en realidad estaban enseñando era a un hombre disfrazado.

El robot Boris fue la estrella del evento, aseguraba que «sabía mucho de matemáticas, pero también quería aprender a dibujar» y se echó unos bailes junto a los presentadores para demostrar su capacidad de movimiento.

Según informa The Guardian, el canal estatal de noticias 24 horas de Rusiaaseguraba que el robot Boris «ya había aprendido a bailar y no lo hacía ni medio mal», pero muchos de los asistentes se dieron rápidamente cuenta de que algo no cuadraba. Y como rápidamente demostraron las redes sociales, dentro de Boris en realidad había un joven. El robot era un disfraz.

Lo primero en lo que se fijaron muchos de los expertos que estaban presentes durante la aparición de Boris es que el supuesto robot no tenía es que Boris no tenía sensores en su exterior y hacía muchos movimientos involuntarios, algo impropio de un robot que debería tenerlos programados. La página web rusa TJJournal planteó este dilema y las redes sociales no tardaron en demostrar que estaban en lo cierto.

La cuenta MBKh Media (una agencia de noticias fundada por Mikhail Khodorkovsky, oponente de Vladimir Putin y fugado de Rusia) fue la primera en obtener pruebas gráficas del falso robot y subieron a su cuenta de Twitter una fotografía de cómo se preparaba el actor antes de salir al escenario, con el casco del traje en las manos. Otros usuarios enlazaron también capturas del reportaje de televisión en las que claramente se veía el cuello del actor.

El traje del robot Boris en realidad resultó ser un disfraz fabricado por la compañía Show Robots, como informa The Guardian. Cuesta más de 3.400 euros, cuenta con un micrófono para distorsionar la voz y una tablet que funciona como pantalla en el casco, creando así la ilusión de que el robot es auténtico.

Los organizadores de Proyektoria, la feria teconlógica donde se presentó a Boris, no aseguraron en ningún momento que se tratara de un robot. Este foro es anula y está pensado para los «futuros líderes intelectuales de Rusia», por lo que la única instancia en la que se catalogó a Boris como robot fuera durante la emisión del reportaje en la televisión estatal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba