Opinión

Un nuevo proyecto de Ley busca regular el asentamiento de extranjeros en la República Dominicana

Por Gustavo Valdez

La migración ilegal significa un gran agravante entre los países que comparten fronteras y también entre los que no la comparten. Se considera migración ilegal al movimiento migratorio de personas a través de las fronteras sin atender los requerimientos legales del país de destino al que buscan llegar.

La migración puede tener diferentes razones que obliguen a las personas  a salir de sus ciudades de origen; entre los que podemos mencionar: causas políticas, culturales, económicas, conflictos bélicos e internacionales, catástrofes, entre otros.

Para el inmigrante la opción de abandonar su cultura, familia y país por un futuro incierto, es una decisión psicológicamente difícil. Sólo toma esta medida ante la imposibilidad de obtener un futuro en su país de origen por causa del desempleo y la falta de oportunidades económicas u otras de las que hemos mencionado anteriormente.

Según la  Corporación de Radiodifusión Británica por sus siglas en ingles BBC 10 países albergan un poco más del 50% de los inmigrantes de todo el mundo, entre estos Estados Unidos recibe de acuerdo al más reciente reporte del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, 46,6 millones de personas dentro de este porcentaje.

Pero sin embargo, en términos de población, los Emiratos Árabes Unidos es el país que cuenta con mayor presencia de inmigrantes, el 88,4% de su población es inmigrante, después de Estados Unidos y los Emiratos Árabes están, con mucha diferencia, Alemania, Rusia, Arabia Saudita y Reino Unido, entre los cinco primeros países receptores de inmigrantes en el mundo.

En la República Dominicana el tema de la inmigración ha estado un poco candente con la  información que emitió la Cámara de Diputados del sometimiento de un anteproyecto de Ley que busca prohibir el alquiler de viviendas a extranjeros en estado de ilegalidad o indocumentados en el país.

Esta normativa establece como objetivo fundamental regular, sancionar y controlar los alquileres de edificios, apartamentos, habitaciones, oficinas, locales comerciales, naves industriales y otros espacios físicos a extranjeros en las condiciones citadas anteriormente.

De ser aprobada esta ley, los propietarios de inmuebles que incurran en esa práctica serán sancionados de manera drástica con multas no menores de cinco ni mayores de 20 salarios mínimos del sector público, así como la incautación o clausura del inmueble por parte del estado por un período de entre seis y 12 meses.

Cabe resaltar además que con esta normativa se busca controlar el asentamiento ilegal de extranjeros en la República Dominicana, los cuales entran al país con una visa de turistas y luego de la misma vencerse continúan en el país sin ningún tipo de control por parte del Estado Dominicano.

A nuestro entender la futura aprobación de esta ley será de gran aporte para el control del flujo de inmigrantes indocumentados que actualmente se encuentran en territorio dominicano y que cada día son más los que llegan, principalmente siendo estos originarios de la vecina nación Haití, Venezuela y China.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba