Tecnología

EEUU dice adiós a un archivo permanente de Twitter

ÁNGEL JIMÉNEZ DE LUIS

La biblioteca del Congreso de EEUU dará marcha atrás en su plan para archivar todos los mensajes que se hayan publicado en la red social Twitter, una idea propuesta en el año 2010 pero que siete años después aún no cuenta con un catálogo accesible.

En su lugar, a partir del 1 de enero de 2018, este organismo federal -la mayor biblioteca del mundo con un catálogo de 162 millones de libros, sonidos, mapas, fotografías y películas- seleccionará sólo algunos de los mensajes más relevantespara su archivo permanente, textos de figuras políticas o relacionados con eventos importantes o decisiones que tengan un claro valor histórico.

La razón detrás de esta decisión podría estar en el cambio que ha sufrido Twitter con el paso de los años y el crecimiento que ha tenido la red en el volumen y tipo de mensajes que comparten sus usuarios.

En 2010, los usuarios de Twitter generaban 55 millones de mensajes al día y los mensajes eran sólo texto. Dos años después el volumen había crecido hasta los 500 millones de mensajes al día. Hoy la cifra permanece cercana a esos niveles pero con la dificultad añadida de que los mensajes contienen muchas veces vídeos y fotografías incrustadas o están enlazados entre sí formando los conocidos «hilos»que permiten burlar la limitación en número de caracteres que impone Twitter.

Para la biblioteca del Congreso, que aún no ha asignado siquiera programadores al proyecto, la tarea de organizar todos estos tuits publicados se ha vuelto demasiado compleja. Un acuerdo con la red social firmado en 2010 garantizaba el acceso al contenido almacenado en los servidores de la compañía, pero la herramienta utilizada hasta ahora sólo copiaba el texto de los mensajes, no las fotos o los vídeo. Muchos de los mensajes que se han añadido al archivo son, por lo tanto, inservibles.

Los mensajes copiados hasta el momento en los servidores de la biblioteca del congreso abarcan los 12 primeros años de la historia de Twitter. No incluyen, como es lógico, mensaje privados, de usuarios con un perfil cerrado al público o que fueran borrados antes de hacer la copia.

La colección, además, carece de una herramienta de búsqueda o estructura definida. Son una copia en bruto de las bases de datos de la red social pero no hay forma de acceder a ellos desde el buscador de la página web del organismo. Los responsables aseguran que la función será habilitada en el futuro, pero no han dado una fecha concreta. «La colección permanecerá inaccesible hasta que estos problemas se resuelva de manera sostenible y con un coste eficiente», apuntan en un post del blog oficial.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba