Internacionales

Amplia condena a acción terrorista en principal mezquita del Islam

(PL) El primer ministro libanés, Saad Hariri, calificó hoy de crimen contra el Islam y los musulmanes el atentado fallido en La Meca, el cual Hizbulah definió como »pecado», al igual que otras autoridades del mundo islámico.

 

Hariri elogió la actuación vigilante de las fuerzas de seguridad de Arabia Saudita que le permitieron ‘frustrar la operación y eliminar a sus ramas distribuidas entre La Meca y Jeddah’, en referencia al intento de ataque el viernes en la Gran Mezquita de la principal ciudad santa para los musulmanes.

Como jefe de gobierno, Hariri subrayó que ‘El Líbano está junto a Arabia Saudita en el enfrentamiento al terrorismo’, mientras su partido Mustaqbal (Futuro) valoró ese hecho como ‘una flagrante agresión contra nosotros en El Líbano y contra los países árabes e islámicos’.

A su vez, el movimiento de Resistencia Hizbulah denunció como un ‘delito pecaminoso de grupos takfiristas’ (terroristas islámicos sunnitas) el intento de ataque en la Gran Mezquita y consideró parte de una serie de crímenes perpetrados por terroristas en el mundo árabe e islámico.

La dirección de prensa del partido chiita libanés afirmó que ‘intentar atacar la Gran Mezquita, el sitio más sagrado sobre la Tierra en el mes santo del Ramadán, prueba una vez más que la criminal ideología adoptada por esos grupos no respeta ni lugar ni momento sagrados’.

Esas bandas takfiristas han estado matando y derramando sangre sin tener en consideración alguna disuasión por religión, humanismo o consciencia, remarcó la agrupación contra la cual Riad promueve un boicot entre los países del golfo Pérsico por considerarla terrorista.

El jefe del Comité Supremo Revolucionario (rebelde) de Yemen, Mohammad Ali al-Houthi, señaló que ‘el real peligro para los lugares santos islámicos no yace en los vecinos yemenitas, sino en la ideología wahabita adoptada y propagada por el régimen saudita siguiendo órdenes de Estados Unidos’.

Según informaron fuentes de seguridad en Riad, efectivos policiales abortaron un complot terrorista que tenía como fin atacar la Gran Mezquita y que había sido planeado por tres grupos, dos en los distritos Assila y Ajyad Al-Masafi de La Meca y un tercero en Jeddah, ciudad costera en el mar Rojo.

El canal oficial saudita Al-Arabiya citó a voceros de las fuerzas de seguridad que explicaron cómo se frustraron las operaciones, en particular en Ajyad Al-Masafi, donde un suicida escondido en una casa abrió fuego contra agentes y tras rehusar rendirse y verse rodeado, se inmoló.

La acción suicida ocasionó heridas a 11 personas, seis residentes extranjeros y cinco miembros de los cuerpos policiales, por la caída de un edificio de tres pisos donde el terrorista se hizo explotar, refirió el canal estatal saudita Al-Ekhbaria.

Al-Arabiya añadió que los efectivos arrestaron a cinco sospechosos, incluida una mujer, que están siendo interrogados, y reseñó las múltiples muestras de solidaridad recibidas por la monarquía Al-Saud tras el ataque.

Presidentes como el palestino, Mahmoud Abbas, reyes, Cancillerías y otras dependencias gubernamentales, instituciones religiosas islámicas, líderes parlamentarios y de organizaciones regionales expresaron su condena rotunda y reclamaron acciones conjuntas para combatir el terrorismo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba