Noticias

Violencia azota República Dominicana

Rey Díaz, nadaorg.22@outlook.com

 

Ciudad de Nueva York. La ola de violencia que ha estado azotando la República Dominicana en todo el territorio nacional viene sacudiendo fuertemente el país al aumentarse los asesinatos, y los robos a mano armada saliéndose estos fuera del control de las autoridades encargadas de velar por la seguridad y la paz de sus habitantes.

Los asesinatos incluyen a miembros de la sociedad entre los que se encuentran como víctimas miembros de la policía nacional, mensajeros que hacen entrega de valores, miembros de las fuerzas armadas, estudiantes, trabajadores, choferes, mujeres, hombres, y niños que han sido asesinados mientras que el presidente parece indiferente ante el incremento de la violencia.

El presidente es el responsable principal de gobernar para garantizar la seguridad de todos los dominicanos y las dominicanas. Pero la falta de una política clara por parte del gobierno que ponga fin a la violencia, los atracos y asesinatos coloca a la República Dominicana como uno de los países de América Latina de mayor inseguridad social.

Aunque la escala de violencia ha ido en aumento en todos los años de gobierno del partido morado en el poder, poco, o casi nada es lo que ha hecho el ex presidente Doctor Leonel Fernández Reyna mientras era el presidente y luego el actual presidente Danilo Medina para detener el avance de la criminalidad en el país.

Este incremento de la violencia en la República Dominicana no es el resultado de una campaña contra el gobierno Peledeísta, más bien la violencia es el resultado de políticas corruptas que han profundizado las diferencias sociales entre las victimas pobres de la violencia y los ricos corruptos del gobierno Peledeísta que impiden por medio de la corrupción que los recursos del estado se distribuyan en forma equitativa.

Esta situación que vive la sociedad dominicana no parecer tener esperanza de cambio, ya que el presidente Medina ni si quiera parece darse por enterado de las muertes de miembros de la familia Dominicana que sufren el flagelo de la violencia que vive la nación.

Aunque el presidente parezca indiferente ante estos hechos delictivos, no por ello es inocente de los crímenes que siguen llenando de dolor y luto a la familia dominicana. Entes de que concluya el mes han caído abatido por disparos personas muy valiosas de la sociedad dominicana. El gobierno del PLD no hace nada para detener los actos de violencia que quitan el sosiego al pueblo. Y cuando se dice que la política, y las fuerzas armadas saldrán a la calle entonces es cuando más los crímenes se multiplican. Estos crímenes favorecen al presidente dominicano ya que el despliegue en la prensa de esta ola de violencia opaca las noticias sobre la corrupción que afecta al gobierno Peledeísta.

La violencia que afecta al país es un círculo vicioso de drogadicción, marginalización, pobreza, falta de educación, desempleo, pero todo eso es el resultado a su vez de un Estado Dominicano que ha facilitado a sus funcionarios la corrupción, la impunidad de las obras súper evaluadas y los pagos por sobornos de Punta Catalina y los aviones Tucano entre muchos otros actos de corrupción.

Los crímenes no parecen impactar al presidente para nada. Recientemente murió impactada por una bala en el pecho, la Señora Delcy Miguelina Yapor Concepción, por un ex agente militar Franklin Padilla Núñez que portaba un revolver sin permiso legal. Otro acto de violencia tomó lugar en Villa Mella donde un mensajero, José Miguel Batista fue asesinado durante un asalto, donde otras personas resultaron con heridas. En otro incidente varias personas resultaron heridas de bala y un hombre murió, Daniel Castillo, por impacto de balas durante las elecciones en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, el día viernes 24 de marzo.

El balance de asesinatos acontecidos en el país lo resume muy bien, Cesar Medina columnista del Listín Diario, “La semana que llega a su fin ha sido una de las más violentas de los últimos tiempos. Por lo menos ocho mujeres fueron asesinadas en hechos distintos y en circunstancias diferentes, y algunos de esos casos están aún pendientes de solución por parte de la Policía…”

Hasta cierto punto, mientras sean los pobres que pongan los muertos, y los ricos en el gobierno sigan disfrutando del dinero por el tráfico de armas de fuego, y de los beneficios de la corrupción, mientras se sigan dando y recibiendo premios con el dinero de la corrupción, el crimen no se detendrá en el país. Eso es muy lamentable…

La marcha de mañana contra la corrupción en Santiago debe continuar y el país completo debe apoyar esta protesta hasta que erradiquemos la corrupción de nuestro suelo. Hasta ahora la marcha verde es tan solo un principio para denunciar al gobierno. Debemos continuar hasta que la corrupción y la impunidad desaparezcan para siempre.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba