Salud

El lugar donde viva podría determinar la forma en que muere

Las personas que residen al sur del río Mississippi son más propensas a fallecer de problemas cardiacos que en ningún otro lugar de Estados Unidos.

 

El suicidio y el homicidio acaban con el mayor número de vidas en el suroeste del país.

 

El número de muertes por enfermedades respiratorias crónicas es mayor en el este de Kentucky y en el oeste de Virginia Occidental.

 

Y los trastornos mentales y por abuso de sustancias provocan la mayoría de las muertes en Alaska, el este de Arizona, Nuevo México, el este de Kentucky y el suroeste de Virginia Occidental.

 

Lo que provoca la muerte de una persona depende en gran medida de dónde viva, concluye un nuevo análisis realizado a nivel de los condados de los datos de mortalidad de EE. UU.

 

Al disponer de este tipo de información, los departamentos de salud de los condados y de las ciudades pueden centrar sus esfuerzos en los problemas específicos que afectan a sus comunidades, dijo el investigador principal, Ali Mokdad, profesor en el departamento de salud global en la Universidad de Washington, en Seattle.

 

«Se puede ver qué tipo de disparidades tenemos, y qué está motivando dichas disparidades», dijo Mokdad. «Muchos condados, especialmente los rurales, no tienen los recursos para afrontar todos los problemas de salud, así que necesitan priorizar. De este modo, les decimos qué es lo que deben abordar en primer lugar».

 

Para realizar el estudio, los investigadores revisaron más de 80.4 millones de fallecimientos registrados entre 1980 y 2014 en Estados Unidos, y analizaron las tasas de mortalidad de 3,110 condados o grupos de condados.

 

Los investigadores encontraron grandes diferencias entre los condados para cada causa de mortalidad, tanto dentro de cada estado como a lo largo del país como un todo.

 

Por ejemplo, los investigadores encontraron que las personas del sureste de Estados Unidos tienen muchos factores de riesgo, como la obesidad y fumar, que aumentan el riesgo de fallecer por una enfermedad cardiaca y diabetes, dijo Mokdad.

 

Al mismo tiempo, las personas que viven en partes de Nuevo México, Texas, Arizona, Nevada, Colorado y Dakota del Norte y del Sur tienden a beber más alcohol, y son más propensos a fallecer de cirrosis u otras enfermedades hepáticas crónicas, mostraron los hallazgos.

 

Por otra parte, las personas de la parte norte y central de Colorado se benefician de «vivir de forma más saludable que en cualquier otro lugar», señaló Mokdad. «Se ven menos muertes por ciertas enfermedades crónicas. Está claro que algunos condados están, en muchas formas, por detrás que el resto del país».

 

Hay 4 temas que afectan principalmente a lo que los investigadores ven a nivel de condado en las tendencias de mortalidad, señaló Mokdad:

 

·         Los factores sociales y económicos, ya que es menos probable que las comunidades más pobres vivan de forma saludable.

 

·         El acceso a la atención médica, ya que algunos condados tienen más personas sin un seguro.

 

·         La calidad de la atención médica, en que los médicos y los pacientes son menos propensos a trabajar juntos y a hacer un seguimiento para controlar los factores de riesgo, como la presión arterial o el colesterol.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba