Política

Las condiciones infrahumanas de las personas detenidas en cuarteles policiales

SANTO DOMINGO.-Infrahumanas son las condiciones de los presos en  los principales destacamento policiales a nivel nacional, los cuales  presentan irregularidades como hacinamiento, sobrepoblación, falta de suministro de suficiente agua, alimentos y camas, además ausencia de baño, que los obliga hacer sus necesidades fisiológicas en fundas plásticas.

De acuerdo a lo indicado por la Comisión Internacional de los Derechos Humanos (CIDH), el Estado debe ser garante de los derechos de toda persona que se halle bajo custodia, por ende, responsable de los establecimientos de detención. “Su falta de cumplimiento  puede resultar  en una violación de la prohibición absoluta de aplicar tratos o penas crueles, inhumanos o degradante”.

Establece la CIDH que de conformidad con el artículo 5.1 y 5.2 de la Convención, toda persona privada de libertad tiene derecho a vivir en condiciones de detención compatibles con su dignidad personal”.

En Informe de las Condiciones de Detención y de Prisión” de la Defensoría Pública, afirma que el Estado Dominicano a través de sus órganos dispuestos como encargado de las aéreas de detención (destacamentos) “ha vulnerado los derechos a la dignidad de toda persona detenida en los destacamentos”.

“En todos los destacamentos visitados por los defensores públicos a nivel nacional en el 2015 se pudo “nuevamente comprobar” que los internos duermen en el suelo, no se les permite acceder al derecho de realizar llamadas  si es a un celular -solo a números residenciales-“.

Por igual, existen algunos destacamentos en donde la ventilación y la iluminación es insuficiente, de ahí que se “respire un  aire cargado de humedad, y el calor sea sofocante, como por ejemplo ocurre en el Destacamento de la 17ma Compañía en donde las ventanas están cubiertas, con  el Cuartel de la Amet, ya que existe mucha humanidad”.

Respeto  a la iluminación la mayoría de los destacamentos del país no tienen iluminación, alegando las autoridades que es por cuestiones de seguridad, además de que no les proveen de alimentos durante el tiempo en el cual permanecen en ellos que regularmente exceden las 48 horas”, excepto aquellos que son detenidos presuntamente por “operativos para fines de investigación” que son liberados a las 24 horas.

A los detenidos tampoco les suministran los artículos necesarios para que puedan higienizarse personalmente e higienizar su entorno.

Destacamentos sin baños

El referido informe de la Defensoría Pública, que también se vulneran los derechos fundamentales a la dignidad personal de los presos en los destacamentos “cuando sus instalaciones no cuentan con un baño donde estos puedan hacer sus necesidades fisiológicas de manera privada”.

“Regularmente lo que existe es una sola letrina sin puerta y para uso colectivo, lo cual ocurre en todos, principalmente en el de Barahona, La Vega, Monte Cristi, Salcedo-comandancia policial, este tiene dos letrinas abiertas, las cuales están rebozadas de excrementos y todo tipo de basura”; San Cristóbal, Destacamento 17ma. Compañìa, quienes incluso hacen sus necesidades en fundas plásticas”.

Por igual, cuando no existe un aprovisionamiento adecuado de agua, como en el destacamento de la Comandancia Policial de Salcedo, el Cuartel de la Amet en el sector de Barrio Lindo  en donde ingresan a los adolescentes; con lo cual también se vulnera el derecho a la dignidad de la persona, así como las condiciones adecuadas para garantizar el derecho a la salud, lo cual la CIDH, lo ha concebido como una vulneración de las obligaciones de respeto y garantías de los Estados.

Falta de higiene, malos olores, aguas negras

Relata el Informe 2015, elaborado por la Comisión de Cárceles de la Defensoría Pública, en julio de este año 2016 y enviado a END, por la directora Nacional de la DP, doctora Laura Hernández en su rendición de cuentas, denuncia que la falta de aprovisionamiento adecuados de materiales de limpiezas y agua , así como manejo de aguas cloacales, ha determinado la existencia de una falta de higiene dentro de las celdas de detención, la cual se traduce en malos olores, como se comprobé en la Comandancia Policial de Salcedo, así como en el Destacamento 17ma Compañía, en el cual existe un total contaminación y mal olor.

Esos malos olores también ocurren en la Dirección Central de la PN de San Francisco de Macorís, ya que las celdas son mal olientes, en donde incluso se pueden ver gusanos; también en San Juan de la Maguana;  en el Cuartel de Amet de San Pedro de Macorìs, en donde persiste hedor, excremento humano e insalubridad, entre otros.

En ese orden, la relación e interacción especial de sujeción, el Estado debe asumir una serie de responsabilidades particulares y tomar diversas iniciativas especiales para garantizar a las personas detenidas o retenidas las condiciones necesarias para contribuir al goce efectivo de aquellos derechos que bajo ninguna circunstancia pueden restringirse o de aquellos derechos que bajo ninguna circunstancia pueden restringirse o de aquellos cuya restricción no deriva necesariamente de la privación de libertad, y que por tanto, no es permisible, incluyendo el derecho a la vida, a la integridad personal y el debido proceso.

“Su falta de cumplimiento  puede resultar  en una violación de la prohibición absoluta de aplicar tratos o penas crueles, inhumanos o degradante”.

La falta de higiene denunciada en los destacamentos referidos se agudiza en la Cárcel Preventiva de San Francisco de Macorís, puesto que “existen olores pestilentes provocados por el desborde de aguas negras y cloacales; lo cual genera afecciones pulmonares”.

Peor aún, al estar ubicado en el Sótano, con problema de desague, se producen inundaciones, las cuales son drenadas con una bomba de extracción de agua, persistiendo los efectos dañinos a la salud para los detenidos en dicho destacamento, lo cual también se produce en la Dirección Central de la PN de dicha provincia.

Un aspecto relevante que determina una vulneración flagrante al derecho a la dignidad personal es que en la mayoría de los destacamentos que fungen como cárceles preventivas de los Palacios de Justicia del país, existe un alto nivel de sobrepoblación y hacinamiento lo cual ocurre por:

Importante destacar que en el año 2012, la jefatura de la Policía Nacional informaba que  “continuaba su amplio programa de construcción, reconstrucción y remozamiento de estructuras, que incluyen destacamentos, dormitorios y oficinas para uso diversos”, pero los informes del 2016 que también denunció la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, demuestran que las violaciones continúan y lo solo han cambiado “la pintura y unos cuantos blok”.

nota cortecia

http://www.noticia24h.com/2016/08/25/las-condiciones-infrahumanas-de-las-personas-detenidas-en-cuarteles-policiales/

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba