NoticiasOpinión

Guerra Estado Islámico Esta azotando al Mundo

Por Rey Diaz

Ciudad de Nueva York–El Estado Islámico está llevando a cabo una guerra (Jihad), no convencional contra los países de Europa, el medio oriente y los Estados Unidos de Norteamérica países cuyos gobiernos han hecho frente a los avances de estos grupos armados quienes realizan esta guerra en nombre de su dios, Ala, y su profeta Mahoma.

El Estado Islámico está formado por grupos armados, y civiles, reclutados por la propaganda terrorista para unirse a su causa. Estos terroristas no luchan en un país determinado, sino que donde residen son reclutados para servir en la causa Árabe, uniéndose a grupos terroristas para infringir enormes bajas, no de soldados en una batalla a campo abierto, sino que estos arremeten contra la población civil indefensos, y de sorpresa atacan, causando bajas en Francia, Alemania, Iraq, Afganistán, Siria, y Estados Unidos, entre algunos de los países afectados por el terror.

Biblia coran estado islamico
Su táctica de combate se asemeja a una guerra de guerrillas donde atacan al enemigo de sorpresa, disparando, o explotando auto-bombas, o personas que cargan explosivos en sus cuerpos arremetiendo contra la población civil, sembrando el pánico dentro de aquellos países amenazados por el Estado Islámico como posibles blancos de su actos de terror.

Visto este asunto desde una perspectiva religiosa, y aunque muchos tratan de vender el islam como una religión pacifica, en su esencia la religión prescrita por Mahoma, no es tan pacifica como se quiere insinuar. Sus más recientes hechos muestra claramente la esencia de lo que acabamos de afirmar. Por lo tanto, no es una religión promovedora de la paz entre una comunidad globalizada, sino que es más bien una estructura política que detrás de su agenda religiosa buscan esconder la expansión de su raza, cultura, credo y modo de operación.

En primer lugar, en el Corán se pregona abiertamente la guerra santa contra los infieles. Infieles son todos los que no pertenecen a la religión musulmana. Si no te conviertes al Islam, entonces perece ante su desgarradora violencia. En segundo lugar, la tierra donde un musulmán pisa, la declara como territorio que Ala, su dios le ha conferido por decreto divino.

Los medios de comunicación describen lo brutal de sus actos, donde han cortado el cuello, o asesinado a sus víctimas que han tomado como rehenes, violando todos sus derechos civiles frente a las cámaras y luego envian su mensaje de terror y de miedo a través de los medios a su alcance.

paquistan
Su plan de acción sigue un patrón de conducta desde los tiempos de Mahoma. Los hombres que no aceptan el Islam son asesinados cruelmente. Las mujeres son violadas, y a los niños los instruyen en la fe islámica, buscando erradicar de raíz otras confesiones religiosas.

A los hombres que se inmolan al cometer actos de terror contra la población civil indefensa, se les promete 22 vírgenes, las cuales tendrán al momento de llegar al paraíso como si el cielo fuera un prostíbulo musulmán. En el peor de los casos, jóvenes y adultos que han sido inculcados desde muy temprano para tomar esta actitud religiosa, carecen de un juicio crítico para explorar otras corrientes de pensamiento que ensanche su forma limitada de pensar.

Por su puesto, que existen varias interpretaciones y movimientos religiosos dentro de la religión Musulmán. Cuando en los países democráticos, ellos tratan de promover la religión musulmana, ejecutan su tarea vendiendo la idea de que el Islam es una religión que puede definirse dentro de un contexto monoteísta, pacifista; pero al crecer y convertirse en mayoría, son intransigentes contra aquellas minorías que no aceptan el Islam, como son los cristianos, judíos, o gentes de cualquier otra religión. A sus adversarios, le practican el Jihad, en nombre de su dios, Ala.

paris002
Aunque la religión Judeo-cristiana tiene su origen en la fe de Abraham, al igual que el Islam, a quienes estas creencias veneran como padre de sus confesiones religiosas; cuando comparamos el Dios de la religión Judeo-Cristiana con Ala, el dios musulmán, notamos una gran diferencia muy bien delineada por las demandas de ambos dioses. No podemos estar de acuerdo en que ambos son la misma deidad. Una simple lectura del Corán y la Biblia nos puede mostrar esa gran diferencia.

Además, el supuesto profeta Mahoma plagio parte de los libros que componen el Antiguo Testamento y Nuevo Testamento y sus citas son anacrónicas, carente de un rigor científico al citar el libro sagrado, la Biblia Si Mahoma hubiese presentado el Corán como una tesis de graduación para una universidad en la actualidad, lo hubiesen expulsado por plagio sin derecho a apelar la decisión.

La religión del Islam reclama ser la segunda religión más popular en el mundo con 1.6 billones de musulmanes para el año del 2010 según la Pew Research. A su vez, los musulmanes constituyen el 23 por ciento de la población Sin embargo, hay 1.6 millones de musulmanes alrededor del mundo para el año 2010 de acuerdo a la Pew Research fundación. Estos musulmanes tienen una fe ciega en Ala, como único dios, y tienen a Mahoma como su único profeta. La Pew Research dice también que los musulmanes constituyen el 23% de la población mundial.

Estos musulmanes son intolerables contra los cristianos, en países donde la religión Mahometana ha logrado establecerse. También los musulmanes han reducido por la fuerza de la violencia aquellos países donde llegó primero el cristianismo pues fueron cristianizados a partir del siglo primero por los seguidores de Jesucristo y que luego el siglo 6, la religión musulmana fue incorporado por la violencia su fe religiosa.

Está claro, que la violencia religiosa Islámica no busca resolver ningún conflicto, al contrario, quiere profundizar aún más los que ya existen, para lograr que los países afectados arremetan con más violencia para estos tener razones de reclutamiento entre otros jóvenes, y que estos entonces, se unan a la causa del islamismo, con su cultura del jihad.

Y mientras ellos tienen pocas bajas, en esta guerra no convencional, en comparación con las bajas que sus ataques causan a sus víctimas, los actos de violencia generan una acción encadenada para nunca acabar.

Ante esta guerra, los países envueltos deben invertir grandes cantidades de sus recursos para la seguridad nacional y para mantener la contra ofensiva sin tener que seguir teniendo bajas en la lucha contra el Isis.

En esto entra en juego el fenómeno de la inmigración en Europa, y en América. En el desplazamiento de grandes cantidades de inmigrantes causado por esta guerra de cacería humana y conquista de territorio, se filtran a propósito terroristas que llegan con el propósito de cambiar la vida de millones de personas en los países que reciben esta nueva inmigración, aunque es natural que millones de refugiados busquen lugares donde puedan tener derecho a la vida.

En todo este conflicto lo que se busca es hacer prevalecer el modus operandi de los terroristas, quienes se aprovechan de la generosidad de los países que acogen la nueva inmigración para el avance de su religión política, al enviar musulmanes que a su vez causan actos de terror, y promuevan el avance del Islam. Esto es una estrategia muy bien delineada por los que promueven el Estado Islámico.

La descripción anterior muestra lo que ha estado pasando en Francia, Afganistán, Inglaterra, Alemania, España, Estados Unidos, y los países del medio oriente como son Libia, Iraq y Siria entre muchos otros afectados por el terrorismo islámico. La unidad para hacer frente a esta amenaza contra la paz mundial, debe ser una estrategia dentro de la agenda mundial. Pero se requiere de mucha inteligencia y táctica de como esta guerra debe ser dirigida.

Los países que luchan contra el Estado Islámico en esta guerra sin cuartel requieren de varias herramientas para contrarrestar las fuerzas especiales de los terroristas quienes deben ser sometidos a la acción de la justicia siguiendo los principios del derecho internacional; ya que las bajas colaterales de civiles no envuelto en esta guerra, puede generar más terroristas, y el círculo de muerte y violencia seguirá por los siglos de los siglos.

Pero no debe olvidarse que la guerra no solo se da en el terreno de la violencia, la guerra se está llevando a cabo en el plano ideológico. En ambos casos, los países que han sufrido bajas, son aquellos que están perdiendo la guerra ante el Estado Islámico en ambos niveles.

Esto quiere decir que para poder ser más efectivo contra el enemigo, se deben seguir dos frentes en esta lucha, el de la lucha ideología, y la guerra contra la violencia terrorista; en cualquier país que la paz y el orden jurídico sea amenazado por el jihad, que no es más que la guerra santa contra los infieles.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba