NoticiasOpinión

Hillary Clinton Próxima Presidenta de Estados Unidos

Ciudad de Nueva York—La ex secretaria de Estado, Hillary Roldan Clinton, se ha mantenido en la preferencia del electorado por el Partido Democrático, luchando con su más cercano contrincante, el Senador Bernie Sanders para obtener la nominación de su Partido durante la próxima Convención Nacional Demócrata a celebrarse el próximo mes del 25-28 de Julio en el Centro de Convenciones de la Wells Fargo, en Filadelfia, Pennsylvania a una semana después de celebrarse la Convención Nacional Republicana.

Aunque Hillary Clinton ha enfrentado una serie de ataques que han buscado desacreditar la validez de su campaña política durante su carrera por la Casa Blanca, sin embargo la ex Secretaria ha demostrado su perenne habilidad para mantenerse en el primer lugar de preferencia de su Partido Demócrata.

Su más cercano competidor el Senador Bernie Sanders quien ha sabido mantenerse en segundo lugar gracias a su carisma entre los jóvenes estadounidenses, no obstante, no ha conseguido el voto de los súper delegados del colegio electoral democrático.

Su énfasis durante su campaña por la Casa Blanca ha sido con un mensaje de tipo socialista, hablando claramente sobre la eliminación de los pagos de matrícula y créditos para educarse en las universidades públicas del país. Además, el aumento de salario mínimo a 15 por horas, un sistema de seguro médico que cubra a todos los estadounidenses, una reforma migratoria, mejores tratos comerciales con china, y un retorno a la grandeza de Estados Unidos.

Por su parte, Hilary Clinton no se ha quedado atrás con sus propuestas de ser electa a la nominación presidencial por el Partido y luego en Noviembre de este año, si es electa como la primera mujer presidente que tendra la nación desde su fundación.

Al comparar al Senador Sanders con las propuestas de la ex secretaria de Estado, las propuestas de campaña de la Señora Clinton, no están muy lejos de las de Sanders, coincidiendo en varios puntos con el Senador, como es el aumento del salario mínimo, seguro médico para todos y la eliminación del pago para asistir a las universidades del país.

No hay dudas que este fervoroso y carismático líder demócrata, el Senador Sanders, ha podido ganarse la simpatía de un gran segmento de la población que ha seguido de cerca su candidatura política desde el principio.

Su coraje y dinamismo lo han mantenido fiel a sus principios y ese electorado que lo ha favorecido con el voto por todos los Estados de la unión americana. Quizás por estas razones, no rehusado retirarse de la contienda política entre él y Clinton, asegurándose así que llevará su propuesta de gobierno hasta la convención democrática en Filadelfia.

Ahora bien, por algunas razones que desconocemos del votante norteamericano, la balanza se ha inclinado hacia Clinton. Pero su aporte seguirá repercutiendo en la convención democrática ya que son reclamos no solo de Sanders, pero también de la juventud que ha sabido mantenerse apoyando a este fervoroso líder democrático.

Por su parte los ataques contra la ex Secretaria de Estado, Hilary Clinton, hasta el momento no parecen haber causado muchos daños colaterales a su candidatura política, por el contrario, la señora Clinton ha sabido responder a todas las preguntas tanto en el Senado como también en los medios de comunicación social sobre el uso de su celular para procesar información confidencial mientras era secretaria de Estado, de los Estados Unidos.

A través de este conflicto sobre la posible filtración de información confidencial durante su trabajo como Secretaria de Estado, ella ha alegado que todos los ex secretarios de Estado anteriores han usado su celular para la comunicación de material no confidencial. Que existe un protocolo para la transmisión de material confidencial y que ella no ha violado esa norma durante su trabajo como Secretaria de Estado.

Hasta ahora, ningún ex secretario de Estado ha desmentido o afirmado tal información quizás para no comprometerse de que se abra una nueva investigación en caso que algún ex secretario afirme o niegue lo que hasta ahora resulta ser la declaración de la señora Clinton.

Por otro lado, Clinton está por encima de la votación en los sondeos de opinión de su contrincante el multimillonario y hombre de negocios el Señor Donald Trump. Quizás por su lenguaje efusivo, insultante, y fuera de control, muchas veces, al Señor Trump no se le ha investigado mucho, ni conocemos tanto de su vida personal.

Pero este hábil negociante no ha querido publicar su declaración de sus impuestos sobre la renta. También, existe una lista de pequeños y medianos reclamos en las cortes por no pagar deudas a pequeñas empresas. Además que ha recurrido a declararse en bancarrota, algo que es permitido por la constitución de Estados Unidos, para no tener que lidiar con esos reclamos de pagos ha deudas contraídas por sus empresas.

Salido más bien de un “Reality Show” y a quien no se le tomaba en serio, ha podido eliminar a todos los candidatos del Partido Republicano que competían contra él por la nominación de su Partido. Candidatos con mucho más experiencia y carrera política, conocedores de las leyes, y de la historia de la nación mejor que Donald Trump, todos y cada uno de ellos, fueron eliminados por la retórica agresiva y ofensiva del Señor Trump.

Desde la promesa de construir un muro en la frontera entre México y los Estados Unidos, pagado con el dinero de México, o de lo contrario podrá un paro a las remesas enviadas por los mexicanos hacia México, la ofensa de que México solo envía lo peor para los Estados Unidos, asesinos, violadores, prometiendo que repatriará los 11 millones de inmigrantes que viven sin documentos en los Estados Unidos.

Además de la promesa de eliminar la inmigración de los países considerados de alto riesgo para que estos inmigrantes cometan actos terroristas en suelo norteamericano. La comunidad musulmana ha sido el blanco de estos ataques, en adición de aquellas comunidades que tengan inmigrantes sin documentos y que residen en el país por varios años.

Donald Trump no tiene ninguna experiencia en la administración pública, o como político militante en ninguno de los partidos que existen actualmente en los Estados Unidos. No sabe de política exterior y sobre la delicadeza con que debe tratar los temas internacionales entre países amigos y enemigos de los Estados Unidos.

Su experiencia en los negocios no se traduce igualmente con éxito a la política interna y externa. El político que habla lo que piensa como Donald Trump está destinado a fracasar aunque tenga existo entre un segmento de la población americana que está cansada de las expresiones correctas políticamente.

Al hablar sin ambages sobre la realidad política y social del país, y al proponer cambios sustanciales en algunas áreas de la política, mayormente entre China y Estados Unidos, la inmigración y la construcción de un muro en la frontera, le ha traído adeptos entre los grupos racistas y xenofóbicos que han visto en Donald Trump una reivindicación del pasado racista, queriendo volver a la historia pasada, donde los Afroamericanos lucharon fuertemente para eliminar la injusticia social, el racismo, y los abusos generado por el Ku Klus Klan y otros grupos racistas.

Donald Trump parece haber revivido la esperanza de sus simpatizantes que desean una nación solo para Blancos anglosajones.

Recientemente, el multimillonario Trump ha declarado que con el apoyo, o sin el apoyo del Partido Republicano, él se presentará en las próximas elecciones como candidato para la presidencia de los Estados Unidos.

Anteriormente, hemos declarado que el Señor Donald Trump aunque sea el candidato Republicano, o que él decida correr para la presidencia independientemente, no ganará las elecciones.

Donald Trump está corriendo para la presidencia por el Partido Republicano, no porque sea Republicano, sino porque él hubiese tenido que enfrentar a la ex Secretaria de Estado Hilary Clinton, dentro del Partido Demócrata, si hubiese aspirado a ser electo por el Partido Demócrata y ella tiene muchos años de experiencia y liderazgo dentro de ese partido.

Donald Trump, además ha sido un asiduo contribuyente en las campañas de la Señora Hilary Clinton, y ha sido muy amigo de los Clinton por muchos años.

El sabía que no tenía ningún chance de ganar en el Partido Demócrata con Clinton compitiendo contra él. En segundo lugar, Donald Trump carece de la educación y la experiencia para ocupar la primera magistratura de la nación. Ignora muchos detalles de la vida republicana y democrática de esta nación.

Donald Trump solo representa la historia pasada de racismo, discriminación y abuso contra las minorías de este país. Su campaña apunta hacia el retorno histórico de los momentos más oscuros que vivió este país en siglos pasados.

Y el pueblo norteamericano es muy sabio en escoger a sus líderes que le llevarán a un futuro promisorio de paz, justicia social y respeto por todos los grupos étnicos que componen este mosaico en todos los Estados de la Nación Americana.

Donald Trump no representa a América, ni los valores de esta gran nación. Por estas razones y por muchas otras más, es que creemos que Donald Trump será derrotado el próximo Noviembre por la Señora Hilary Roldan Clinton.

 

Por Rey Díaz

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba