Salud

La OMS pide a China más control de la distribución de vacunas tras escándalo

PEKÍN.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió hoy a China que refuerce sus controles sobre la distribución privada de vacunas, tras el escándalo del mercado negro descubierto la semana pasada en por el que fueron detenidas más de 130 personas.

El representante en China de la OMS, Bernhard Schwartländer, instó a través de un comunicado a las autoridades del gigante asiático a corregir la “debilidad” en el sistema de distribución de vacunas para el mercado privado.

Las autoridades chinas anunciaron la semana pasada la desarticulación de una red que comerciaba ilegalmente con vacunas, que eran transportadas en unas condiciones inadecuadas, que operaba desde 2011 y en la que estaban implicadas al menos 30 empresas y 16 centros de vacunación.

Para Schwartländer, este escándalo revela los problemas que tiene China para garantizar la calidad de las vacunas una vez que salen de la fábrica y se distribuyen por canales privados, aunque subrayó que su organismo no está preocupado por la producción de estos fármacos en el país ni por su gestión dentro del sistema público.

El representante de la OMS explicó que esta institución ha certificado que China produce vacunas “seguras, puras y efectivas” y que su programa de inmunización público “es uno de los mejores del mundo”.

Sin embargo, Schwartländer puso el acento en el mercado privado, el único que en China ofrece las inyecciones para la prevenir neumonía, meningitis, neumococo y rotavirus.

“Tristemente, esta debilidad en el sistema ha sido explotada por el intento de unos pocos sin escrúpulos de ganar dinero rápido, sin ninguna consideración aparente por las implicaciones para la salud de los niños”, señaló el responsable de la OMS en China.

Schwartländer recordó que las vacunas pueden perder su efectividad si no se manejan con las correctas condiciones desde que salen de la fábrica hasta que llegan a sus destinatarios.

Además, alertó del riesgo de que el escándalo pueda afectar a la confianza de los padres chinos en los programas de inmunización, lo que, a juicio del representante de la OMS, sería “terrible”, porque son la única forma de evitar ciertas enfermedades.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba